Wedoctor, nace en un momento en que las búsquedas relacionadas con temas médicos en Internet van en aumento. En los últimos años, están convirtiéndose en un medio clave para la localización y concertación de citas médicas, consultas o servicios personalizados.

No existe un líder de mercado que ofrezca una solución integral a esta demanda, que aporte la confianza necesaria y que explote el uso de las nuevas tecnologías para unos pacientes que se encuentran muy por delante en este sentido.

El paciente 3.0 es un consumidor altamente informado, socialmente conectado y no siempre preocupado por la seguridad de los datos que pone a disposición de otros, y altamente exigente en el servicio.

Este perfil tecnológico de los pacientes españoles se refuerza con el hecho de que tan solo un 24 % se siente ajeno a la revolución digital y reconoce adoptar los cambios de forma más lenta.

El liderazgo e involucración del consumidor español en el mundo digital viene en gran medida promovido por la alta penetración de dispositivos avanzados, como smartphones (84 % de penetración) u ordenadores personales (93 %), así como por un mayor interés por la mayoría de servicios digitales relacionados con la salud y otros sectores como la automoción y la navegabilidad, el hogar, la seguridad… (FUENTE: 100 perspectivas para mejorar el futuro del sector Salud, Fundación Economía y Salud, 2015).

La emergencia de nuevos perfiles de pacientes no solo está relacionada con el uso de la tecnología, sino también con la transformación de los flujos de información y comunicación entre pacientes, profesionales y organizaciones sanitarias.

En un informe de 2015 realizado en colaboración entre la Universitat Oberta de Catalunya Open Evidence, sobre salud e Internet, se analiza el estado actual del acceso y uso de las tecnologías de la información y la comunicación entre los usuarios de Internet en el ámbito de la salud a nivel global. Para alcanzar este objetivo diseñaron una encuesta online distribuida durante los meses de Octubre 2014 – Enero 2015 a través del sitio web de Doctoralia en ocho países: Argentina, Brasil, Chile, Colombia, España, Francia, Italia y México.

Según recoge el informe, el uso de las Tecnologías de la Información y la Comunicación para temas relacionados con la salud es una realidad para la gran mayoría de los usuarios de Internet: el 90% declara haber utilizado está tecnología para la búsqueda de contenidos o servicios relacionados con su salud.

Si el uso de Internet es una realidad consolidada, los resultados de este estudio demuestran además la emergencia del uso de los teléfonos inteligentes (35%) así como de otros dispositivos “wearable” (14%). La combinación de los usos de estas tres tecnologías facilita la identificación de tres perfiles diferenciados:

  • Un primer grupo relacionado con aquellos usuarios de Internet que solo usan Internet. Este grupo es tradicionalmente conocido como ePacientes e incluye al 60% de la población encuestada.
  • El segundo perfil agrupa aquellos individuos que, además de Internet, disponen en un teléfono inteligente y/o tablet algún tipo de aplicación que les ayude a gestionar, medir o hacer seguimiento de temas relacionados con la salud, estilo de vida o bienestar. Este grupo lo hemos denominado como mPacientes y agrupan al 26% de la población encuestada.
  • El tercer grupo de usuarios está formado por aquellos individuos que además de las tecnologías anteriormente mencionadas también han utilizado algún tipo de dispositivo inteligente (brazaletes, relojes,…) que les ayude a gestionar, medir o hacer seguimiento de temas relacionados con la salud, estilo de vida o bienestar (ejercicio físico, dietas,…). A este grupo de usuarios lo hemos denominado wPaciente, donde la “w” pretende recoger el término “wearable”.

Desconocemos cómo será el modelo sanitario dentro de 25 años, pero si sabemos que desde ahora en adelante, cada vez estará más basado en la telemedicina, los tratamientos y consultas no presenciales y el acceso a profesionales e información en cualquier parte del globo.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *