Entradas

Seguro que más de una vez, has escuchado eso de que no debes comer chocolate, yogur o fruta antes de irte a dormir. Y es que cuando hablamos de alimentación hay tantos y tantos consejos que solemos escuchar… Pero, ¿son ciertos? ¿Hay alimentos que no debemos comer antes de ir a la cama? Pues bien, la mayor parte de los consejos que se escuchan (no tomes yogur, melón o naranja… de noche) no tienen fundamente alguno y no debemos tenerlos en cuenta.

Sin embargo y como es obvio lo que sí que es cierto es que una alta ingesta de energía antes de irse a dormir no es conveniente ya que puede favorecer digestión pesada, reflujo… y por tanto mala calidad del sueño.

¿Importa el momento en el que cenamos?

Por lo tanto, importa lo que comemos. Pero, ¿importa el cuándo? Puede que no tanto como algunos piensan, pero sí, influye el momento en que comemos y cenamos. De hecho, algunos estudios han puesto de manifiesto que:

  • Retrasar la hora de la comida del mediodía y de la cena puede dificultar la pérdida de peso.
  • Consumir demasiada energía antes de irse a dormir puede ser perjudicial.
  • Consumir platos ricos en hidratos de carbono de noche quizás no sea la mejor opción.

Por lo tanto, aunque sigue siendo más importante el tipo de alimentos que consumimos frente al cuándo los consumimos, el horario sí influye debido a los ritmos circadianos y por ello podríamos hablar incluso de una cronodieta.

¿Qué es una cronodieta?

En los últimos tiempos aparecen en los medios de comunicación términos como ritmonutrición, crononutrición, nutrición basada en la cronobiología o nutrición adaptada a los ritmos circadianos. Pero, ¿qué significa todo esto? La cronobiología es una disciplina de la Fisiología que estudia los ritmos biológicos, incidiendo tanto en su origen como en sus características y sus implicaciones. Esto tiene especial interés a nivel de estudio del sueño, endocrinología, sistema nervioso, etc.

Ahora bien, ¿Qué son los ritmos circadianos? Son oscilaciones de las variables biológicas que tienen lugar en intervalos tiempo regulares. El ‘reloj’ que controla dichos ritmos es el núcleo supraquiasmático, un conjunto de neuronas que están situadas en el hipotálamo. Su actividad depende de factores externos, principalmente de la luz que captan nuestros ojos. La información es enviada a la hipófisis y esta secreta la famosa melatonina en función de si hay luz o no.  También afecta a la producción de ciertas hormonas como el cortisol, hormona estimulante tiroidea, hormona luteinizante, la renina… Y varía según las estaciones. Por ello, el concepto de valores normales de una hormona depende de la época del año, la raza y población en donde se realicen los exámenes. 

Asimismo, existen otros ritmos biológicos que no están relacionados con la luz. Estudios más recientes, han puesto manifiesto que existen ritmos que sufren ciertas células, como las hepáticas, que parecen verse influidas por los ciclos alimentarios. A este tipo de ritmos se les llama osciladores periféricos.

¿Cómo surge la ritmodieta?

El hecho de ver que, de una forma u otra, en nuestro cuerpo hay ciertos “ritmos biológicos” ha hecho que surja el concepto de ritmonutrición. Se trata de una nutrición adaptada a los ritmos biológicos de nuestro cuerpo y que en principio se basa en los conocimientos que se tienen sobre cronobiología.

De hecho, muchas veces se ha dicho que los trabajos a tres turnos pueden influir en los hábitos alimentarios, la incidencia de sobrepeso y obesidad, precisamente por una alteración en los ritmos circadianos. Hay estudios que así lo sugerían, pero hay controversia. Un estudio hecho en canarias en el 2004 donde se comparaban trabajadores con turno fijo con trabajadores con rotación a tres turnos, se pudo comprobar que no hay diferencias en los niveles de lípidos sanguíneos, ni es la incidencia de sobrepeso y obesidad y sólo parciamente en los hábitos alimentarios. Por ello, no es tan sencillo llegar a una conclusión y el tema no está tan claro.

Si deseas saber más sobre la cronodieta y la ritmonutrición, no dudes en consultar con nuestro especialista de We Doctor Ramón de Cangas.

Quiero empezar haciendo referencia a las OMS y la 9ª Conferencia Mundial de la Salud dónde se aporta muchas estrategias para la promoción de la salud.

En la 9ª Conferencia Mundial de la Salud, que tuvo lugar en Shanghái (China) en 2016, tuvo por título “Promoción de la Salud en los ODS: Salud para todos y todos para la salud”. Las líneas de actuación que se propusieron no sólo se ceñían en relación a las actitudes individuales, sino que subrayaban la responsabilidad de las instituciones locales, nacionales y globales a la hora de desarrollar políticas que contribuyan a mejorar la salud de todos los ciudadanos.

Los tres pilares fundamentales de la Promoción de la Salud que se estableció en dicha conferencia fueron los siguientes:

Por supuesto los 3 Pilares son necesarios y fundamentales para trabajar en favor de nuestra salud, yo en este artículo quiero hacer referencia al pilar 2, donde se habla de los conocimientos sobre la SALUD.

Para ello quiero enfocarme en los estilos de vida saludable que incluirían:

1.- Alimentación saludable. Seguir las recomendaciones del plato de Harvard.

  • En todos los platos se aconseja incluir una proporción importante de verduras, mejor en su forma cruda, que aporta gran cantidad de nutrientes. Por ejemplo, una buena ensalada donde haya mucho color.
  • Cereales y pasta en su forma integral mejora el tránsito intestinal, disminuye los picos de glucosa en sangre, aportar gran cantidad de vitaminas y minerales …
  • Frutos secos sin sal y naturales un puñadito cada día es un gran aporte también de fibra, minerales y grasas saludables.
  • Grasas saludables como el aceite de origen virgen extra, aguacate, aceite de coco virgen extra, frutos secos etc.
  • Proteinas de buena calidad: pescado y carne a ser posible ecológico, huevos con la numeración 0.
  • Legumbres fuente importante también de proteínas vegetales, fibra, vitaminas, hidratos de carbono complejos. Se aconseja al menos 3 veces /semana.
  • Fruta al menos 3 piezas al día, yo personalmente aconsejo fuera de las comidas y entre horas, por ejemplo, a media mañana y a media tarde. Cuando te entra esta hambre, ¡aprovecha y cómete una fruta!
  • Hidrátate y bebe agua. Para darle un toque diferente puedes enriquecer tu agua con frutas, por ejemplo.
  • Reduzca o mejor aún elimine el consumo de alcohol y tabaco.
  • Reduce el consumo de sal. La OMS recomienda a 5 gramos de sal al día
  • Reduce el consumo de azúcar. La OMS recomienda a 25 gr al día.
  • Cuida tu despensa con alimentos saludables y de calidad.
  • Controla el tamaño de las raciones guiándote por el método del plato.
  • Compra en mercados en la medida de lo posible.
  • Toma precauciones en la higiene y conservación de los alimentos.

¡RECUERDA DIETA MEDITERRANEA!

2.- Muévete. Haz ejercicio, el que consideres de acuerdo a tu edad y condición de salud.

Te dejo un enlace de la OMS sobre la importancia del ejercicio físico: tps://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/physical-activity

3.- Descansa las horas necesarias, en función de tu edad. Algunos consejos:

  • La habitación es aconsejable que esté con una temperatura agradable
  • No ver la tv, móvil, tableta justo antes de irse a dormir
  • Ir a la cama con la digestión hecha. Cene de forma ligera.
  • Mantener un horario fijo para acostarse y levantarse
  • No consumir bebidas estimulantes, las que contienen cafeína o teína, ya que tomarlas por la tarde puede alterar el sueño.
  • Utilizar el dormitorio sólo para dormir y para la intimidad. No usarlo como lugar de trabajo. Evitar realizar en la cama actividades como ver la televisión o escuchar la radio.

4.- Gestión del estrés.

La OMS nos indica en uno de sus documentos que: “se considera que el estrés laboral afecta negativamente a la salud psicológica y física de los trabajadores, y a la eficacia de las entidades para las que trabaja”. Yo añadiría que a cualquier persona que lo padezca afecta negativamente a su salud.

Algunos consejos para poner en práctica:

  • Identifica el momento, sobre todo las sensaciones físicas
  • Utiliza la respiración como mecanismo de gestión para activar el sistema parasimpático.
  • Visualiza una imagen agradable
  • Reenfoca la situación.
  • ¿Depende de tí?
  • Muévete en ese momento. Haz estiramientos, por ejemplo.

5.- Relaciones sociales saludables.

Muchos estudios así lo concluyen. Tener relaciones sociales y amigos reduce los niveles de estrés.

6.- Prevención de accidentes domésticos.

https://www.caib.es/sites/consellsdesalut/es/accidentes_domesticos-72121/

7.- Uso de los medicamentos con sentido común.

https://www.caib.es/sites/consellsdesalut/es/medicamentos_con_sentido_comun-60503/

  • No se auto medique.
  • Siga los consejos de su profesional de la salud.
  • Mantenerlos en lugar seguro.

8.- Botiquín doméstico:

  • Tiene que ser un lugar inaccesible para los niños; protegido de la luz, el calor y la humedad y en un lugar conocido por toda la familia.
  • Contenido básico: Analgésicos, antitérmicos y antiinflamatorios. Un preparado para aliviar el picor y las quemaduras

-Material de cura: gasas, algodón, tijeras, esparadrapo, antiséptico, y agua oxigenada, suero fisiológico.

-Termómetro digital.

-Tener en un lugar visible el número de toxicología: 91 562 85 85

9.-Mantener una buena higiene física, mental, espiritual y emocional:

1.-Practica la atención plena. Mindfulness

2.- Práctica la resiliencia

3.- Cuestiónate las expectativas

4.-Práctica la gratitud

5.- En cuanto a la higiene conviene tener en cuenta:

  • Es conveniente lavarse las manos. Antes y después de manipular alimentos y/o amamantar.
  • Antes de comer o beber, y después de manipular basura o desperdicios.
  • Después de tocar alimentos crudos y antes de tocar alimentos cocidos.
  • Después de ir al baño, sonarse la nariz, toser o estornudar y después de cambiarle los pañales al bebé.
  • Después de haber tocado objetos ‘sucios’ como dinero, llaves, pasamanos, etc.
  • Cuando se llega a casa de la calle, el trabajo, la escuela.
  • Antes y después de atender a alguien que está enfermo o de curar heridas.
  • Después de haber estado en contacto con animales.

Es bueno tener alcohol en gel cuando no dispongamos de agua y jabón.

  • Higiene de los pies, inspección sobre todo en pacientes diabéticos.
  • Higiene de la ropa y el calzado: El calzado debe ser cómodo, pues unos zapatos de talla inadecuada pueden deformar los pies y causar problemas. Si el calzado es demasiado amplio no sujetará correctamente el pie, y si es excesivamente ajustado podría dar lugar a rozaduras, formación de durezas o, incluso, deformaciones óseas.

10.- ¡DISFRUTA DEL MOMENTO!

Carmen CuadraEnfermera- Dietista y Coach Nutricional

Página web: https://ccalimentacionconscienteysalud.com/

Facebook: Carmen Cuadra Salud

Enfermera Online de We Doctor.

Solicitud de consulta online con Carmen: https://tuconsulta.we-doctor.com/agenda/4784134

Ya ha terminado el año y no han sido pocas las cosas que han acontecido. La incertidumbre, el miedo y las pérdidas son emociones que hemos llegado a sentir todos en algún momento de este año. Nos ha tocado reencontrarnos con nosotros mismos y replantearnos muchos aspectos de nuestra vida, siendo nuestro peso corporal uno de ellos.

Es normal que durante tanto tiempo de inactividad como ha sido la cuarentena, hayamos perdido algo de masa muscular y aumentado nuestro porcentaje de grasa corporal, así que considero que debemos dejar el perfeccionismo a un lado y entender que más que una cifra en la báscula, somos un sistema biológico complejo que puede lograr muchísimas cosas si le damos el combustible adecuado.

Las dietas milagro o aquellas que se basan en una pérdida de peso brusca y rápida, restringiendo un montón de alimentos, ya están quedando en el pasado y menos mal, por todas las consecuencias graves que pueden traer a nuestra salud, dejándonos sin esos recursos que necesitaría nuestro cuerpo para combatir, por ejemplo, un virus tan inflamatorio como lo es la COVID-19.

Por lo que, te propongo que este 2021 antes que restringirte y prohibirte alimentos, comas mas. Si, come suficiente proteína y más alimentos nutritivos y antiinflamatorios, sobretodo que contengan vitamina C, A y E, selenio, magnesio, zinc y componentes prebióticos y probióticos, que pueden ser encontrados en frutas, verduras, frutos secos, tubérculos, legumbres, semillas y alimentos fermentados sin pasteurizar.

Y como los beneficios de llevar una buena alimentación se ven siempre acompañados de buenos hábitos, no olvides tomar sol al menos 10-20 minutos al día para aumentar la síntesis de Vitamina D en invierno, tener un horario de comidas y de sueño estructurado y priorizar el ejercicio de fuerza, como mínimo 3 veces a la semana. Esto mejorará nuestro metabolismo y nuestro estado de ánimo, reducirá la inflamación y evitaremos así acumular esa grasa abdominal que tanto nos preocupa.

Y recuerda que, si no sabes por donde o cómo empezar, no dudes en ponerte en manos de un profesional.

 

 

 

Nina Padrón 

Nutricionista Online en We Doctor

Solicitud de Consulta Online con Nina: https://tuconsulta.we-doctor.com/agenda/10158316

En los últimos años se ha producido un incremento alarmante del sobrepeso y la obesidad en la población mundial, estando España entre los países más afectados. Desde 1975, la obesidad se ha casi triplicado en todo el mundo, llegando a afectar al 13% de la población (1). Hoy, día 12 de noviembre a razón del día Mundial de la Obesidad, quiero escribirte sobre esta pandemia mundial,  sobre cuáles son sus causas y consecuencias y cómo podemos prevenirla. Por supuesto, de forma muy somera.

¿Qué es la obesidad?

La obesidad se define como una acumulación anormal o excesiva de grasa en el cuerpo que puede ser perjudicial para la salud (1).

Para identificarla se suele utilizar el índice de masa corporal (IMC), teniendo que ser igual o superior a 30 en adultos para considerarse obesidad. Este índice se calcula dividiendo el peso (Kg) entre la altura al cuadrado (m2). Sin embargo, el IMC no diferencia la masa magra de la masa grasa, por lo que en generalmente no es efectivo (1). Es mucho más útil poder medir la grasa corporal (con un plicómetro para medir pliegues corporales o con una máquina que disponga de la posibilidad de hacer una bioimpedancia)

¿Cuáles son las causas de la obesidad?

La causa última de la obesidad es un desequilibrio energético entre las calorías consumidas y gastadas, a favor de las primeras. Por lo que, las causas principales son la alta ingesta calórica y el bajo nivel de actividad física. Sin embargo, hay otras muchas causas que favorecen la obesidad, como son las siguientes (1 y 2):

Esto es muy importante. Entender que la obesidad es una enfermedad multifactorial, es decir, que no se debe solamente a comer mucho, o solamente a tener la predisposición genética, sino que es la consecución de varios de estos factores, como puede ser comer una gran cantidad de alimentos malsanos, junto tener una actitud sedentaria y además estar muy estresado, como un ejemplo. Pero hay muchos otros.

¿Cuáles son las consecuencias de la obesidad?

Al igual que sus causas, las consecuencias son también muchas y variadas. La obesidad eleva el riesgo de contraer numerosas enfermedades no transmisibles, como las siguientes (1 y 2):

Este es uno de los grandes problemas de la obesidad. Que aunque es visible que estamos ganando peso, en gran medida potencia la aparición de otras enfermedades. Pero lo hace tan poco a poco, que puede parecer que tener obesidad es solamente eso, tener un exceso de grasa corporal. Es importante hacer hincapié en que no. Sufrir obesidad tiene consecuencias, que pueden ser mortales. Un camino conocido es que la acumulación de grasa corporal puede aumentar la acumulación de colesterol en las arterias, que llegado a un punto puede provocar una obstrucción de alguna arteria o vena provocando un infarto.

¿Cómo podemos prevenir la obesidad?

Debido a la dificultad que tiene su tratamiento, la prevención de la obesidad es realmente importante (2). A continuación, se indican algunas pautas de alimentación para ello (3):

  • Ingesta abundante de líquidos.
  • Consumo elevado de alimentos de origen vegetal.
  • Consumo reducido de alimentos de origen animal.
  • Consumo muy limitado de azúcar y dulces.
  • Limitación o eliminación de bebidas azucaradas.
  • Evitar pasar hambre por ser proclive a atracones de alimentos dulces o grasos.
  • Intentar comer alimentos de calidad, reduciendo el consumo de productos light
  • Creación de un programa escolar de alimentación equilibrada.

La obesidad es una enfermedad multifactorial, por lo que es muy importante dejar claro que no todo el peso de evitarla cae sobre la propia persona. Si comprar alimentos que son perjudiciales para la salud es más barato que comer de forma saludable, es entendible que mucha gente consuma mucho de estos productos.

Por tanto, las políticas nacionales también pueden jugar un papel fundamental en la reducción de esta pandemia. Hacer formaciones para padres y madres en colegios e institutos puede ser, por ejemplo, una posibilidad. No incluir publicidad de productos que abiertamente dañan la salud en anuncios de canales dirigidos a niños, podría ser otra.

Con este post, trato de hacer hincapié en varias cosas. Que la obesidad es multifactorial, y que son muchos los actores que juegan un papel en la aparición de esa enfermedad. El individuo juega un papel, pero no es el único actor en este enclave.

Sin embargo, igual que es algo que se puede sufrir, asimismo en una situación de la que se puede salir. Buscar profesionales competentes que te ayuden a salir de esta situación será clave.

 

Mi nombre es Daniel Mantas, soy Nutricionista Clínico.

Dirijo actualmente www.nutrinour.com

Nutricionista de We Doctor

Solicitud de consulta online con Daniel: https://tuconsulta.we-doctor.com/agenda/4554752

NOKO, es una empresa asturiana especializada en el desarrollo y promoción de la salud en el seno de organizaciones empresariales. Para ello, pone en marcha programas y acciones enfocadas a mejorar la calidad de vida, la salud y la cohesión de los equipos, situando el bienestar de los trabajadores en el centro de la estrategia empresarial.

Una empresa saludable, es una empresa más comprometida con sus empleados, más productiva y competitiva.

¿Cómo funciona?

Al no existir dos empresas iguales, los programas de empresa saludable desarrollados por NOKO tampoco lo son, cada uno está adaptado y personalizado a la realidad e imagen de la empresa en la que se implementa. Normalmente el desarrollo de este tipo de programas comienza con un estudio previo de la situación de la empresa para trazar el plan que mejor se adapte a sus necesidades y objetivos.

Los programas se basan en una combinación de acciones presenciales y online proyectadas a través de ‘’Tu portal saludable’’, un espacio web personalizado que centraliza todas las iniciativas, actividades y contenidos relacionados con la promoción de la salud. Finalmente, a través del portal, el empleado puede acceder a toda la información que necesita en cualquier momento y participar en todas las iniciativas propuestas, garantizando así que la empresa pueda llegar al 100% de su plantilla independientemente de que esta cuente con uno o varios centros de trabajo.

Todos los programas tienen asignado un responsable de proyecto, que planifica, informa y supervisa todo el desarrollo, coordinando además las necesidades con el resto del equipo de especialistas de NOKO que se encargan de elaborar el contenido y dar soporte.

Tras la ejecución de cada proyecto, se realiza un proceso de medición, ya que todos los programas están totalmente enfocados a la consecución de resultados.

 

Para más información, visita la página de NOKO: https://noko.es/

La microbiota intestinal tiene un papel fundamental en la prevención de algunos problemas de salud como la reducción del colesterol, el malestar digestivo y el malestar intestinal. A continuación te explicamos cómo la nutrición de precisión puede impactar positivamente al estado de tu microbiota y mejorar tu salud.

¿Qué es la microbiota y qué relación tiene con nuestro sistema inmunitario?

Nuestro cuerpo posee más células microbianas que células humanas. Generalmente, estos microorganismos son nuestros socios en salud, contribuyendo a mantener nuestro sistema inmunitario fuerte, así como colaborando en la digestión de los alimentos que ingerimos. De este modo, el tipo de bacterias que vive en nuestro colon incide directamente en la cantidad de energía que se produce a partir de los alimentos que consumimos y en la obtención de ciertos nutrientes esenciales para nuestro organismo. Por ello, no se trata solamente de lo que comemos, sino también de las bacterias que tenemos en nuestros intestinos (microbiota intestinal) que descomponen los alimentos.

Según los últimos estudios, cabe destacar que, diferentes configuraciones de microorganismos están asociadas a un menor riesgo de contraer ciertas patologías. De este modo, con modificar las comunidades bacterianas podría ser suficiente para prevenir, e incluso, tratar dichas enfermedades.

Mejorar nuestra microbiota con la nutrición de precisión

Para empezar, aclaremos el concepto de nutrición de precisión. La nutrición de precisión, que tan gran impulso ha tomado en los últimos años, se basa en considerar relevantes las características particulares de cada individuo para adaptar mejor las recomendaciones nutricionales de una manera más personalizada. El objetivo, es prevenir o tratar ciertas patologías de acuerdo con las características de la persona. En este caso, la variabilidad intraindividual de nuestra microbiota marcaría nuestras necesidades nutricionales, ya que como decíamos, nuestra microbiota afecta en gran medida a nuestro estado nutricional y de salud en general.

Test de Microbiota: Descubre tus necesidades nutricionales individuales de manera precisa

Mediante la realización de un test de tu microbioma (secuenciación genética de la microbiota), se analiza exhaustivamente la identidad y la abundancia de los microorganismos presentes en tu intestino para conocer la diversidad de bacterias que existen, detectar posibles alteraciones y combatirlas con soluciones personalizadas.

 

Comprar Test

 

El análisis personal se realiza a partir de una muestra biológica de la persona, a través de la cual, se descubre la composición de la microbiota; la cual desempeña importantes funciones tanto en tu nutrición, como en tu metabolismo, así como en funciones de protección y desarrollo de tu organismo.

En una persona sana las cepas protectoras de la microbiota superan a las potencialmente perjudiciales. Esto garantiza una división eficaz y beneficiosa del trabajo dentro del intestino. Una pérdida de la diversidad bacteriana, provocada por el estrés, la toma de antibióticos o una dieta baja en fibra, junto con la aparición de un desequilibrio entre las proporciones de cepas, puede acarrear consecuencias para la salud. Este desequilibrio se conoce como “disbiosis”.

Para ayudar a recuperar el equilibrio de la microbiota se pueden utilizar una serie de microorganismos “buenos”, que la Organización Mundial de la Salud llama probióticos, y que son bacterias vivas que consumidas en las dosis adecuadas confieren un beneficio de salud al consumidor.

Los probióticos específicos para cada persona, junto con una serie de componentes bioactivos que funcionan de manera sinérgica, conforman esa nutrición de precisión individualizada.

Comprar producto

 

Nutrición de precisión para 6 dianas de salud

Existen seis problemas de salud sobre los que hay evidencia científica de que una dieta equilibrada y el aporte de soluciones nutricionales con probióticos y otros ingredientes bioactivos pueden actuar y modificar la composición de la microbiota: reducción del colesterol, control de glucosa, disconfort digestivo, disconfort intestinal, mejora de las defensas y regularidad intestinal.

A partir del análisis de tu microbiota, se puede realizar una recomendación de hábitos de nutrición saludables, así como la “prescripción” de una solución individualizada de precisión, con una selección de probióticos e ingredientes activos, para “atacar” de la manera más eficaz las deficiencias nutricionales y recuperar un buen balance de la microbiota.

 

39ytu

Instituto de Central Lechera Asturiana

 

Hoy te quiero hablar de la alimentación en esta época del año, dónde se disfruta mucho estando al aire libre, campo, playa… en definitiva en contacto con la naturaleza, con la luz solar.

Respetar los Biorritmos para tener salud

Ante de entrar en materia te quiero hablar de los biorritmos. Los biorritmos vienen determinados por el ritmo día/noche y condiciona la vida de todos los seres vivos.

A nivel fisiológico, todas las tareas que realiza normalmente nuestro cuerpo, a fin de mantener la vida y la salud, están también absolutamente condicionadas por la luz solar.

Por tanto, durante el día prevalece un estado de simpaticotonía: Significa encontrarse en un estado neurovegetativo concreto donde tu sistema nervioso involuntario está en permanente alerta, como su tuviera que atacar, huir o quedarse paralizado.

Durante la noche, nuestro cuerpo está en vagotonía: el pulso va más lento, la tensión arterial es más baja, la temperatura corporal disminuye, muchas actividades están reducidas al mínimo. Es el momento de la absorción y asimilación de los nutrientes, en esta fase el cuerpo necesita el máximo reposo para poder realizar todas estas funciones tan necesarias para la vida.

Los Horarios de los Biorritmos

Una vez expuesto lo anterior, comprenderemos lo importante que es respetar los biorritmos para estar en armonía con nuestro cuerpo – mente y en consecuencia con nuestra salud.

 

HORARIOS

Que rigen el funcionamiento de nuestro cuerpo en nuestra latitud, en relación a sus procesos de nutrición


– De 06:00h a 14:00h: fase de eliminación

– De 14:00h a 22:00h: fase de apropiación

– De 22:00h a 06:00h: fase de asimilación

                                                                                                                                         Foto: Centro Higienista de Madrid

 

  • La Fase de Eliminación de 6:00 a 14:00 h

En este ciclo la energía del cuerpo está dirigida en la expulsión de residuos tóxicos, es decir desintoxicando y limpiando. La digestión es el proceso que más energía consume por ello es importante no obstaculizar este proceso. Si comemos algo que sea fruta sola pues esta apenas tiene digestión en el estómago. Las personas que se preocupan por el peso deben tener en cuenta este ciclo. Si se facilita este ciclo se garantiza el éxito.

  • La Fase de Eliminación de 14:00 a 22:00 h

Es el periodo de ingesta y momento de comer, desde una alimentación consciente y saludable.

  • La Fase de asimilación de 22:00 a 6:00 h

En este momento el cuerpo extrae, absorbe y utiliza las sustancias nutritivas, es muy importante acostarse con la digestión hecha.

Como resumen podemos decir que durante las fases de asimilación y de eliminación de desechos metabólicos y de toxinas, lo ideal sería no ingerir ningún alimento (o alimentos de fácil y rápida digestión, tipo fruta) a fin de que el organismo pueda destinar el máximo de energía disponible en sus tareas internas.

¿Qué alimentos son los mejores en verano?

Entrando ya en materia de alimentación ¡qué podemos decir de esta maravillosa estación!

– Ideal tomar frutas, verduras, hortalizas de temporada, la huerta está llena de gran variedad de alimentos que nos aportan toda la energía del sol con sus vitaminas, minerales fundamentales para una buena hidratación y energía vital.

Cómo hemos adelantado anteriormente, en la fase de eliminación sería ideal tomar fruta o batidos de bebida vegetal con fruta, en caso de no tener hambre se puede incluir infusiones, agua saborizada de forma natural, por ejemplo, agua con limón y una rodaja de jengibre o con menta etc… todo ello para no interrumpir el proceso de eliminación.

– Hidratarnos con frecuencia, para ello se incrementará la ingesta de agua, licuados, batidos de frutas, infusiones frescas así cómo gazpacho, sopas frías etc

  También por supuesto no nos olvidamos de las legumbres en forma de ensaladas, humus, cremas o purés fresquitos…recordamos que los garbanzos, por ejemplo, es una proteína completa.

– Las pastas en su forma integral 100%, así como cereales de espelta, quínoa, mijo, amaranto, trigo sarraceno, no llevan gluten y mejoran mucho las digestiones sobre todo en personas sensibles al gluten.

Seguimos con las proteínas de origen animal si eres omnívoro, como la carne de calidad mejor blanca y el pescado de calidad a poder ser ecológico y de pequeño tamaño para evitar la acumulación de metales pesados.

– Los huevos de los números 0 y 1 son una buena opción para hacer revueltos, poché, en tortilla muy socorridos para llevarnos a la playa o al campo.

– Aperitivos saludables fuera de casa podemos hablar del salmorejo, mejillones al vapor, gambas, encurtidos, sardinas a la plancha…

Y todo ello bien regado con nuestro aceite de oliva virgen extra, además de unas dosis de actividad física (paseos al atardecer o amanecer, yoga …)

Con buen humor y buena compañía

Espero te haya gustado el artículo y estaré encantada de atenderte con los mejores consejos de alimentación saludable.

Un abrazo con salud.

Carmen Cuadra
Enfermera- Dietista y Coach Nutricional

Facebook: Carmen Cuadra Salud

Enfermera Online de We Doctor.
Solicitud de consulta online con Carmen: https://tuconsulta.we-doctor.com/agenda/4784134

Hoy, no te pierdas la continuación del artículo de nuestra nutricionista Maribella Sanchís  “La importancia de una adecuada nutrición en la enfermedad renal II”.

¿En qué se diferencia una dieta renal?

Es importante saber que la dieta puede sufrir cambios con el tiempo si avanza/empeora la insuficiencia renal. Por lo tanto, un aspecto importante va a ser el individualizar los nutrientes con capacidad de inducir alteraciones, adaptándose el plan a cada caso particular.

Nutrientes que debemos controlar

  • Proteínas

Diferentes estudios científicos revelan que las proteínas, de origen animal o vegetal, ejercen diferentes efectos sobre la función renal; presentando la primera un mayor contenido de fósforo que la de origen vegetal. Además, dentro de las proteínas de origen animal, la carne roja aumenta la tasa de filtrado glomerular (FG) y la proteinuria, aspectos que no se ven modificados cuando se consumen lácteos o pescado. Hoy en día no se aconsejan dietas bajas (<0.6g/kg/día) en proteínas, debido a que la mejoría en el FG es mínima.

  • Minerales: Fósforo, potasio, calcio y sodio

Fosforo: Un riñón lesionado no puede eliminar de forma correcta la carga de fósforo, lo que provoca un incremento de este mineral en sangre (siendo la hiperfosfatemia una de las principales complicaciones en la ERC). Como consecuencia de este incremento de fósforo, es posible que el enfermo renal sufra de picores en piel, dolor articular, rigidez en articulaciones o pérdida de calcio en huesos.

Alimentos a limitar o controlar:

  • Productos lácteos: leche, queso, yogur…
  • Legumbres: alubias y guisantes.
  • Frutos secos
  • Otros: aguacate, patata, tomate, cerveza, bebidas con cola y chocolate
  • En los productos enlatados busque la palabra “fosfórico” o “fosfato”

Potasio: El consumo de alimentos con alto contenido en potasio va a depender de la etapa de la IR en la que se encuentre el paciente. En estadio 3-4 sí se reduce este mineral; por lo que una atención especial a esto sería innecesaria en estadios anteriores. De esta forma, evitamos la posible hiperpotasemia que sufren los enfermos renales en fases avanzadas.

Alimentos con alto contenido en potasio:

  • Frutas: plátano, uva, aguacate, banana, melón, higos, kiwi, mango…
  • Verduras: calabaza, alcachofa, zanahoria, remolacha, brócoli…
  • Otros: leche, chocolate, nueces, chocolate, semillas…
  • En el caso de verduras y frutas enlatadas, eliminar el jugo

Técnicas culinarias que ayudan a eliminar el contenido en potasio:

  • Remojo: trocear los alimentos y dejamos a remojo unas 8 horas, cambiando el agua unas 2 veces.
  • Doble cocción: legumbres, tubérculos y algunas hortalizas. Hervimos el alimento y tiramos el agua de cocción. Cambiamos el alimento a la 2ª olla con agua que está ya caliente.
  • Los alimentos como las verduras, hortalizas y tubérculos congelados contienen menos potasio

Sodio: mineral que está presente en la mayoría de alimentos y en la sal común. Como consecuencia del deterioro renal, el sodio y el líquido se acumulan en el organismo, causando edemas en tobillos, ojos y manos, incremento de la tensión arterial y retención de líquidos en órganos vitales como el corazón o los pulmones. ¿Cómo podemos limitar su consumo?:

  • Evitando aderezos: sal de mesa, salsa de soja, kétchup y otras salsas.
  • Eliminando los productos procesados: carnes, jamón, fiambre, salchichas, etc.
  • Quesos curados o semicurados.

Por otra parte:

  • Se encuentra presente en comida: rápida, para llevar a casa y en restaurantes.
  • Importante leer las etiquetas de alimentos.

Una forma de poder mejorar el sabor de los alimentos es condimentarlos con hierbas, limón, ajo y aromatizando aceites.

Características de la dieta renal en PREDIÁLISIS

  • No proteica: la ingesta de proteínas diarias debe oscilar entre 0,6-0,8 g/kg/día
  • Fósforo 1 g/día (valorar analítica o estadio ERC)
  • Potasio 2,4 g/día (valorar analítica o estadio de ERC)
  • Sodio < 2 g/día
  • Valorar otros minerales: calcio, hierro y zinc
  • Valorar posibles déficits vitamínicos: D, C, B6, B9

Objetivos nutricionales en los pacientes con ERC

  • Prevenir/retrasar el desarrollo de la enfermedad
  • Evitar las complicaciones cardiovasculares, diabetes mellitus, etc.
  • Disminuir la mortalidad
  • Mejorar la calidad de vida de estos pacientes
  • Mejorar aspectos nutricionales, bioquímicos y antropométricos
  • Evitar posibles trastornos: hidroelectrolítico, equilibrio ácido-base, minerales y hormonales.

Podemos concluir que la intervención dietética debe introducirse desde el inicio de la enfermedad, individualizando las necesidades dietéticas a los diferentes estadios de la enfermedad. Otro aspecto relevante en estos pacientes es el de enseñar al mismo a usar determinadas técnicas culinarias y a revisar el etiquetado de los alimentos, logrando así unas pautas nutricionales y dietéticas adaptadas a las características clínicas del enfermo renal.

 

 

Maribella Sanchís Sanchís.

Graduada en Nutrición y Dietética.

https://www.nutricionistacaceres.com/

Nutricionista Online de We Doctor.

Solicitud de consulta online con Maribella: https://tuconsulta.we-doctor.com/agenda/8126501

“Mi nombre es Maribella Sanchís, graduada en Nutrición Humana y Dietética. Mi experiencia como nutricionista comenzó hace más de 15 años en Valencia, trabajando en diferentes hospitales y centros de salud primero como enfermera y luego abrí ya mi propia consulta como nutricionista. Quiero darte la bienvenida a mi consulta online a través de la plataforma, We Doctor.

También me podéis encontrar en mi Consulta Física en Cáceres, en la Calle Ronda del Carmen nº 35, izquierda – H.

¡Nunca fue tan sencillo resolver tu consulta! A un solo click puedes solicitarme una consulta escrita o una video consulta estés donde estés.

 

La enfermedad renal crónica (ERC) afecta a cerca del 10% de la población mundial, según datos de la Organización Mundial de la Salud, siendo la población de edad avanzada la más sensible.

En España, la prevalencia sobre esta enfermedad, según datos del estudio EPIRCE, indica unas cifras similares a las encontradas en otros países de nuestro entorno; siendo uno de los problemas de salud pública que más preocupa a las autoridades sanitarias debido al aumento de la prevalencia (como consecuencia del envejecimiento de la población), a la incidencia y a la gravedad de las complicaciones que sufren estos pacientes; lo que conlleva una elevada mortalidad.

¿Qué es la enfermedad renal crónica?

La ERC se define como un conjunto de enfermedades que desencadenan modificaciones estructurales en el riñón y/o el tracto urinario. Se trata de una patología progresiva, crónica, que va a acompañar de por vida al paciente que la sufre. A medida que la enfermedad avanza, se modifican determinados parámetros biológicos que pueden ser mejorados cuando se introducen cambios dietéticos, por lo que, además de la terapia, se ve necesario el realizar cambios en el estilo de vida de estos pacientes; constituyendo la alimentación un aspecto importante para evitar y/o prevenir el avance de la enfermedad.

¿Qué papel tiene la nutrición en estos pacientes?

Uno de los principales problemas nutricionales que encontramos con los pacientes diagnosticados de ERC es un déficit calórico-proteico que agrava la enfermedad, elevando la mortalidad de los enfermos; motivo más que justificado para que los cuidados dietéticos sean considerados una de las primeras acciones a considerar en estos pacientes, bien como medida protectora de la función renal o como terapia preventiva de desbalances nutricionales que van a garantizar un aporte de calorías, proteínas y minerales adecuado, además de poder prevenir el sobrepeso y la desnutrición en estadios avanzados.

Actualmente, una de las mejores opciones dietéticas que podemos plantear a estos pacientes consiste en una dieta equilibrada con un aporte moderado de hidratos de carbono y grasas y un adecuado control de la ingesta proteica, así como de minerales como el calcio, fósforo, potasio y sodio, evitando carencias de vitaminas y fibra (ya que diferentes estudios indican que los pacientes bien nutridos presentan un mejor pronóstico de la enfermedad).

Lo que comemos termina afectando a nuestra salud. En el enfermo renal la intervención dietética incluye, como hemos dicho, que el plan nutricional sea variado, equilibrado y saludable. Sin embargo, además debe permitir que los enfermos mantengan un peso saludable, un adecuado nivel de glucosa en sangre y cifras normales de tensión arterial, ya que, como es sabido, la obesidad, la diabetes y la hipertensión arterial agravan y aceleran la enfermedad renal. Además, es importante que estos pacientes aprendan a aplicar determinadas técnicas culinarias que limiten la cantidad de ciertos minerales en los alimentos que van a consumir. Por todo ello, hablar con un dietista-nutricionista, experto en enfermedad renal, va a permitir que se diseñe un plan nutricional que se adapte a las diferentes necesidades nutritivas, teniendo en cuenta el estado de su enfermedad.

Poder personalizar la dieta, adaptándola a los gustos, preferencias y hábitos del paciente, es esencial para promover la adherencia al plan nutricional y lograr de esta forma el efecto terapéutico deseado.

 

 

¿Quieres saber más? No te pierdas el próximo articulo la semana que viene en el qué Maribella os contará con detalle en qué consiste este tipo de dietas.

 

Maribella Sanchís Sanchís.

Graduada en Nutrición y Dietética.

https://www.nutricionistacaceres.com/

Nutricionista Online de We Doctor.

Solicitud de consulta online con Maribella: https://tuconsulta.we-doctor.com/agenda/8126501

 

“Mi nombre es Maribella Sanchís, graduada en Nutrición Humana y Dietética. Mi experiencia como nutricionista comenzó hace más de 15 años en Valencia, trabajando en diferentes hospitales y centros de salud primero como enfermera y luego abrí ya mi propia consulta como nutricionista. Quiero darte la bienvenida a mi consulta online a través de la plataforma, We Doctor.

También me podéis encontrar en mi Consulta Física en Cáceres, en la Calle Ronda del Carmen nº 35, izquierda – H.

¡Nunca fue tan sencillo resolver tu consulta! A un solo click puedes solicitarme una consulta escrita o una video consulta estés donde estés.

 

Cada vez es mayor la preocupación y el interés por seguir unas pautas de alimentación saludable. Es habitual que acudan a consulta personas que tienen un peso adecuado para ellas y que no buscan adelgazar. Lo que quieren es adquirir unos buenos hábitos. En relación a esta tendencia, sumada a la preocupación por el medio ambiente y por el trato que reciben los animales en la industria, ha crecido el número de vegetarianos.

Según indican los datos del estudio The Green Revolution,  el 7,8 por ciento de la población adulta en España podría agruparse bajo la denominación de “veggie”. Esta incluye a veganos y vegetarianos. Se diferencian entre sí que los segundos sí consumen productos de origen animal como lácteos, huevos o miel, pero ambos eliminan la carne y el pescado. También hay un tercer grupo, cada vez más numeroso, que se conoce como“flexiterianos”. Podrían definirse como aquellas personas que siguen una dieta básicamente vegetariana, pero que de forma esporádica toman carne o pescado. Así se declara el 6,3% de la población adulta en España, así que son alrededor de 2 millones de personas.

Este tipo de dietas presentan una serie de beneficios incuestionables. Además, son ventajas conocidas desde hace tiempo. Por ejemplo, ya en el año 2015, la Organización Mundial de la Salud alertó sobre el peligro del consumo excesivo de carnes rojas y procesadas. Esta advertencia se basa en la evidencia científica que relaciona este tipo de carne con algunos tipos de cáncer.

No obstante, también hay que tener en cuenta que no todas las dietas vegetarianas son saludables por el simple hecho de eliminar la carne. Como todas, este tipo de dieta tiene que estar bien diseñada para que sea completa y, por tanto, saludable. Por ejemplo, dos recomendaciones básicas generales son:

  • Consultar con un especialista en nutrición la necesidad de tomar suplementos de vitamina B12. Aunque algunos alimentos de origen vegetal están fortificados con esta vitamina, en muchos casos son necesarios los suplementos de B12.
  • Fijarnos en la cantidad de hidratos de carbono que tomamos, pues muchas veces son excesivo. Por el contrario, en ocasiones las dietas sin productos de origen animal son demasiado pobres en proteínas.

Y tú, ¿comes carne y pescado? ¿En qué grupo te incluirías?

 

Dra. Paloma Briansó

Consulta de Nutrición Saludable

Dra. Paloma Briansó

González Besada, 17-19, Oviedo

985110277

www.palomabrianso.com

https://www.facebook.com/palomabriansonutricionsaludable  

Médico de We Doctor

Solicitud de consulta online con Paloma: https://tuconsulta.we-doctor.com/agenda/8126488