Bajo este epígrafe, nos gustaría ampliar un poco la información que tenemos sobre la Anorexia Nerviosa en la actualidad.

Tal y como comentamos en el título del artículo, es considerado un problema exclusivamente en Occidente ya que en lugares como en el Tercer Mundo en los que el hambre ya es un problema de por sí, no existen problemas de trastornos del comportamiento alimentario al igual que aquí en nuestra sociedad de consumo dónde podemos encontrarnos problemas relacionados con la imagen corporal o con la alimentación como muestran estas chicas.

Las grandes áreas en las que nos encontramos el trabajo de las adolescentes o mujeres adultas con respecto a los trastornos alimentarios serian las siguientes:

  • En el área conductual es conveniente aumentar o disminuir determinados comportamientos, considerando los antecedentes y los consecuentes de la conducta a estudiar.
  • En el plano emocional hay que abordar los tipos de emociones presentes en la persona con trastorno alimentario y abordar los que resulten negativos.
  • Sensorialmente conviene trabajar con las distorsiones corporales de la chica y las experiencias con el cuerpo en general de la persona.
  • También conviene corregir las imágenes o fantasías relacionadas con ciertas experiencias del pasado o con las expectativas de futuro para corregirlas si son inadecuadas.
  • En el plano cognitivo, es muy importante modificar las distorsiones que presenta la persona en relación a su autoimagen corporal, la percepción que tienen los otros de ella, en resumidas cuentas trabajar la autoestima de la chica.
  • Las relaciones interpersonales han de ser analizadas bien las familiares bien las sociales en general y corregidas en caso de ser inadecuadas o deficitarias.
  • Por último, han de contemplarse el uso de fármacos supervisados por un profesional cualificado bien sea el psiquiatra bien el médico de cabecera. Además de hacer un análisis pormenorizado de los medicamentos que utiliza la persona por sí misma.

Dicho de otro modo, lo más importante a corto plazo consiste en restablecer un peso corporal adecuado y a medio/largo plazo una adecuada adaptación psicosocial además del mantenimiento de unos hábitos alimenticios adecuados.

 

 

Ignacio Hernández Cosme.

Licenciado en Psicología Universidad de Salamanca.

Master en Modificación de Conducta. Didos Formación.

Psicólogo Sanitario. Colegiado nº: CL 4167. Especialidad en Trastornos Alimentarios, Adicciones e Hipnosis clínica.

Psicólogo de We Doctor. 

Solicitud de consulta online con Ignacio: https://tuconsulta.we-doctor.com/agenda/4259840

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *