¿Acabas de romper tu matrimonio?

¿Vives con una sensación de culpa?

Lo que perjudica a los hijos es el grado de conflictividad entre los padres y su forma de resolver las disputas.

Los hijos necesitan que los padres les comuniquen a tiempo y de forma adecuada que van a divorciarse.

Informarles de esta decisión supone un primer ejercicio de cooperación entre los padres, que puede contribuir a sentar las bases de la relación parental post-divorcio.

Cómo preparar el encuentro

No podemos improvisar para comunicar una noticia que produce un gran impacto emocional en los hijos.

Esta comunicación debe ir acompañada de los siguientes puntos que son esenciales.

  • Los cambios que van a producirse.

Dejarles claro que los hijos no son los culpables del divorcio de sus padres; muchos hijos se sienten culpables de la ruptura de los padres.

Conviene tranquilizarlos y dejar claro que nada de lo que puedan haber dicho o hecho los hijos ha tenido que ver con la decisión de los adultos de tomar la decisión de separarse.

Para reforzar este mensaje, es recomendable evitar las peleas en presencia de los hijos, a veces no se logra mantener la calma, lo que se puede hacer cuando esto ocurre es aplazar la conversación para más tarde.

Dejarles claro también que el amor de los padres hacia sus hijos no se acaba con el divorcio y que los hijos pueden seguir queriendo a sus padres después de la separación.

  • Informar a los hijos.

Es básico, sea cual sea la edad de los niños.

Hay padres que esperan a hablar con ellos en el último momento, otros cuando todavía no tienen claro cuando uno de los progenitores abandonará el hogar… es aconsejable proporcionarles cierto margen de tiempo para poder asimilar la noticia y comunicarles la decisión antes de que uno de los progenitores deje el hogar; una o dos semanas antes de que se haga efectiva la separación sería lo ideal.

Volviendo a la comunicación, una vez se hable con ellos se recomienda no prolongar el periodo para no esperanzar a los niños ya que les crea confusión y inseguridad.

Es aconsejable informar de forma conjunta a los hijos, lo que no significa que posteriormente se destinen espacios a solas con cada uno de ellos para atender de forma individualizada las dudas que les puedan surgir.

  • Presentar la ruptura como una decisión conjunta.

Es importante ya que facilita la adaptación de los hijos a la nueva situación, si no es posible, es conveniente que ambos progenitores ofrezcan la misma versión.

Incluso cuando uno de los cónyuges no desea la separación, es importante que no se transmita a los niños este desacuerdo, y se presente la decisión como mutua.

  • Dejar muy claro que se rompe la relación como pareja, pero no el vínculo de padres-hijos.

Uno de los temores más frecuentes en los hijos de parejas que se divorcian (que han dejado de quererse), es que sus padres dejen de quererlos a ellos también.

Es fundamental, tranquilizarles y explicarles que la pareja se divorcia como marido y mujer, pero que ellos no van a perder a sus padres, que el amor de los padres a los hijos es para siempre.

  • Los hijos necesitan poder seguir queriendo a sus padres.

 No es nada bueno para ellos, el tener que elegir a uno de ellos.

Si te sorprende lo que acabas de leer, déjame decirte que con  demasiada frecuencia, algunos progenitores instalados en el rencor convierten a sus hijos en aliados de su lucha particular.

Recomendaciones para ayudar a los niños a afrontar la separación de sus padres.

  • Aceptar las manifestaciones de pena en el niño y no ignorar su tristeza, expresándoles cariño.
  • Siguen siendo necesarios los límites desde la firmeza y el cariño(por ejemplo: que se hagan cargo de sus responsabilidades, la misma hora de acostarse y levantarse…) Esto les proporciona estabilidad, seguridad y tranquilidad.
  • Respetar su propio espacio, sin sobreproteger.No los ayudes a sentirse víctimas. Potencia sus recursos para que se adapten a la nueva situación.
  • Observar si hay algún cambio que llame la atención en su conducta, por ejemplo si están más agresivos y resolverlo en cuanto antes.
  • No usar a los hijos para saber cosas de tu ex-pareja.
  • No hacer promesas que no se puedan cumplir.

 

 Si crees que puedo ayudarte o tienes alguna consulta a realizarme te invito a que contactes conmigo.

 

 

Aida Canals

Psicóloga General Sanitaria

www.centrepsicologickaizen.com

Twiter: @acanalsl

Facebook: https://www.facebook.com/Centre-Psicològic-Kai-Zen-751624371564834/

Instagram: acanalsl

Psicóloga de We Doctor

Solicitud de consulta online con Aida: https://tuconsulta.we-doctor.com/agenda/3112967

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *