Se puede definir el teletrabajo como la actividad laboral que se desarrolla desde otros lugares que no sean las propias instalaciones del profesional o de la organización.

Todos utilizamos dispositivos como ordenadores portátiles o de sobremesa, teléfonos móviles, tabletas, con los que llevamos a cabo diariamente tareas profesionales. Dichos terminales pueden ser controlados por una entidad, por los usuarios propietarios de los dispositivos o por terceros como por ejemplo prestadores de servicios.

Hay estudios que reflejan el auge del Teletrabajo desde el inicio de la pandemia.

Una cuestión que debemos destacar en este ámbito, es la seguridad. Debemos de priorizar la utilización de los dispositivos corporativos sobre los particulares y en el caso de que usemos éstos últimos, debemos de aplicar medidas de seguridad semejantes a las implantadas en los equipos corporativos.

Ejemplos de medidas de seguridad son las siguientes:

  • Utilización de contraseñas robustas y diferentes a las utilizadas en las cuentas de correo personales, aplicaciones y redes sociales
  • Si el dispositivo es corporativo, se debe evitar el uso del mismo con fines personales. Es recomendable no acceder a redes sociales o cuentas de correo personales desde dicho equipo.
  • Instalación de antivirus en los equipos. Dicho antivirus debe estar operativo y actualizado
  • Actualización de sistemas operativos y aplicaciones
  • Se debe tener precaución a la hora de descargar e instalar aplicaciones y sofware.
  • Cifrado de los soportes de información (por ejemplo pendrives)
  • Realización de copias de seguridad periódicas
  • Es recomendable el uso de redes WIFI privadas, evitando la conexión de los dispositivos a la red corporativa, desde lugares públicos así como la conexión a redes WIFI abiertas no seguras
  • Tener especial cuidado con los correos electrónicos maliciosos, verificando siempre la legitimidad de los emails recibidos, comprobando que el dominio del que procede es válido y conocido.
  • Debemos siempre desconfiar de la descarga de ficheros adjuntos que desconocemos o pinchar enlaces que vienen en el cuerpo del correo electrónico.
  • Uso de una red privada virtual (VPN) en caso de trabajar en un escritorio remoto.
  • Si se trabaja en la nube , revisar el Acuerdo de Nivel de Servicios.

Hay que resaltar que la mayoría de riesgos se reducen si se trabaja desde el domicilio particular. Situaciones tan habituales como las pérdidas de pendrives se logran evitar.

No obstante, ante cualquier incidente de seguridad es recomendable ponerlo en conocimiento de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y el centro de respuestas de INCIBE (Instituto Nacional de Ciberseguridad)

Finalmente, debemos resaltar que si el incidente de seguridad afecta a datos de carácter personal, se deberá de poner en conocimiento de la Agencia Española de Protección de Datos, en un plazo de 72 horas desde que se tenga conocimiento del incidente.

José Manuel Fernández Mirás

Director Jurídico de We Doctor

Abogado especialista en Derecho de la Protección de Datos y del Derecho de las Nuevas Tecnologías de la Información.

Los avances en la ciencia y la tecnología, llegan a la vida de las personas trayendo nuevas propuestas, y también nuevos desafíos. El campo de la salud, no queda afuera de esta realidad.

El proceso salud-enfermedad es una cuestión que nos implica a todos, en cualquier momento de la vida; la atraviesa, la transita y la recorre. En este proceso, nos encontramos con diferentes realidades y situaciones, que a la vez lo condicionan, una de ellas consiste en la accesibilidad a los sistemas de salud, a la atención médica, y a la de las especialidades relacionadas con la medicina. No siempre el acceso es una cuestión efectiva y posible. Las distancias, la inequidad, el costo económico, las dificultades relacionadas con la disponibilidad de tiempo, entre otras, constituyen muchas veces factores determinantes a la hora de realizar consultas relacionadas con la salud.

Frente a este panorama, la telemedicina se muestra como el recurso adecuado para proveer soluciones. Gracias a estos avances tecnológicos en telecomunicación y procesos de imágenes, es ahora posible ofrecer varios servicios de salud a un mayor número de la población a distancia con un buen nivel de calidad, y desde cualquier lugar del mundo.

La telemedicina tiene beneficios como la disminución de los tiempos de atención, diagnósticos y tratamientos más oportunos, mejora en la calidad del servicio, reducción de los costos de transporte, atención continuada, tratamientos más apropiados, disminución de riesgos profesionales, posibilidad de interconsulta, mayor cobertura, campañas de prevención oportunas, entre otras muchas virtudes que contribuyen positivamente a esta realidad actual.

En este escenario, We Doctor como plataforma que provee servicios de salud a distancia, en las instancias de promoción, prevención, diagnóstico, tratamiento o rehabilitación, por profesionales de la salud que utilizan tecnologías de la información y la comunicación, nos ofrece un claro ejemplo del avance en nuestras vidas, y del futuro prometedor al alcance de todos.

Actualmente, con su expansión a Argentina y Latinoamérica, les brinda la posibilidad a muchos profesionales y pacientes, de mejorar la eficacia de la atención y de contar con recursos innovadores al servicio de la salud; este hecho día a día despierta mayor interés, dados los beneficios significativos que representa en el contexto de estos países, y la posibilidad de mejorar la calidad de vida de las personas.

En We Doctor, sabemos que los tiempos cambian y la manera de promover la salud también, por ello, nos ocupamos de crecer día a día y trabajar en pos de la salud, como una posibilidad efectiva para todos.

 

 

Claudia Carina Oviedo

Lic. en Psicología egresada de la Universidad Nacional de Córdoba.

Formación en Psicoanalisis, Posgrado en clínica Psicoanalítica. Maestría en Psicoanálisis.

Directora de We Doctor en Argentina.

Solicitud de consulta online con Claudia Carina: https://tuconsulta.we-doctor.com/agenda/3440660

 

We Doctor es una de las startups en las que participamos en Izertis Ventures. Está dentro de uno de los sectores que nos parecen más interesantes a medio plazo, tanto como inversión como desde el punto de vista de la innovación tecnológica: la salud.

We Doctor pretende como visión principal empoderar al paciente, hacerle dueño de su salud.

En la práctica es una potente plataforma médica online estructurada en torno a un hospital policlínico virtual que ofrece a los pacientes la posibilidad de crear su propio cuadro médico personalizado y llevarlo siempre consigo dentro de su bolsillo (smartphone).

No solo es un marketplace donde poder contratar los servicios de todo tipo de profesionales sanitarios sino que añade una potente plataforma que permite la gestión de los pacientes por parte de los médicos y ofrece la posibilidad de realizar mediante telemedicina consultas remotas.

Además, ofrece otros servicios añadidos como son la historia médica personal: un archivo personal del paciente que contiene toda su historia médica personal que va construyendo a lo largo de su vida y a la que puede permitir accesos a los facultativos que le atiendan en cada momento si así lo considera.

Igualmente, la plataforma dispone de múltiples herramientas como la emisión de recetas digitales, reservas de productos en farmacia, búsqueda y rankings de profesionales médicos que añaden muchísimo valor al servicio.

Si bien en el mercado empiezan a aparecer soluciones como We Doctor son múltiples los factores que la hacen diferenciarse de manera disruptiva.

Uno de ellos es un equipo brillante de profesionales prestigiosos al frente del proyecto, al que poco a poco seguirán sumando nuevas incorporaciones.

Además de nosotros se han incorporado ya al capital de We Doctor una serie de Business Angel tan reconocidos como Axel Serena, Lluis Font o Manuel Velázquez, así como un grupo de importantes médicos que han decidido participar como accionistas desde el inicio de la plataforma.

En estos momentos We Doctor tiene en marcha una ronda de financiación (capital + deuda) por importe de 270.000 € que han decidido ampliar porque a día de ayer me comunican que ya han alcanzado los 365.000 € y pretenden que nadie de los que han mostrado su interés en participar se quede sin la opción de suscribir alguna participación.

La plataforma se encuentra aún en desarrollo y tiene previsto salir al mercado en fase beta en junio del 2017 con un importe lanzamiento.

Si alguno de vosotros está interesado en invertir en este proyecto aún está a tiempo desde tan solo 2.000 € de ticket mínimo. Podéis contactar con ellos a través de comunicacion@we-doctor.com