Los trastornos de ansiedad y depresión son condiciones psiquiátricas debilitantes y omnipresentes que afectan a cerca del 10% de la población mundial cada año, según la Organización Mundial de la Salud, 2017. Su prevención y tratamiento es una prioridad, dado el alto impacto que tiene la ansiedad en la calidad de vida del individuo y en el sistema de salud pública.

Cada vez son más las investigaciones que describen la comunicación bidireccional entre la microbiota intestinal y el sistema nervioso central del ser humano, como también conocido como eje intestino-cerebro, y ha mostrado su influencia en el funcionamiento cognitivo y el estado de ánimo a través de mecanismos neuronales, metabólicos, hormonales e inmunitarios.

La microbiota intestinal es un regulador clave dentro del eje intestino-cerebro. Las especies bacterianas presentes en el intestino regulan la producción de neurotransmisores y sus precursores y pueden secretar metabolitos esenciales implicados en la liberación de neuropéptidos y hormonas intestinales, como son los ácidos grasos de cadena corta (AGCC); y el factor neurotrófico derivado del cerebro (BDNF). Este último tiene un papel importante en los procesos fisiológicos subyacentes a la plasticidad y el desarrollo del sistema nervioso.

Por otro lado, la microbiota intestinal contribuye al aumento del cortisol, la hormona del estrés cuyos niveles elevados de forma sostenida puede provocar síntomas de ansiedad y la inflamación, sino que, en dirección opuesta, los estados pro-inflamatorios pueden agravar las alteraciones de la microbiota a través de efectos nocivos para la salud gastrointestinal.

Por lo tanto, el papel de la microbiota intestinal en la regulación del estado de ánimo y el procesamiento emocional, a través del eje intestino-cerebro, puede ser de especial relevancia para la etiología de la ansiedad y la depresión. En resumen, existe una sólida evidencia de la existencia de la comunicación intestino-cerebro y, por tanto, de la influencia de la microbiota intestinal sobre los trastornos relacionados con el sistema nervioso central, como la ansiedad. Que esta comunicación es bidireccional y, por tanto, un estado de ansiedad sostenido en el tiempo, afecta a la microbiota intestinal produciendo su desequilibrio.

Dra. María Isabel Vasallo, San Antonio Technologies

  • Las patologías bucales pueden estar directamente relacionadas con enfermedades que afectan a otras partes del cuerpo como el corazón o el sistema músculo-esquelético.
  • Algunas lesiones articulares y musculares son consecuencia de infecciones dentarias o paradentarias.
  • La práctica de deporte conlleva unos hábitos específicos que pueden aumentar el riesgo de caries. Es importante tomar medidas para prevenir la aparición de caries y de erosión dental.
  • Patrones de alimentación o xerostomía asociada al deporte pueden aumentar el riesgo de sufrir caries.

Hasta un 18% de los deportistas profesionales reconoce que los problemas de salud bucal pueden haber influido negativamente en su rendimiento deportivo.

La caries es una patología muy prevalente en la población general. Algunos hábitos o situaciones pueden favorecer su aparición. El deporte es una práctica muy saludable para cualquier persona, pero implica una serie de hábitos que pueden favorecer la aparición de caries.

Conviene conocer el mayor riesgo de caries asociado a los hábitos deportivos para adoptar medidas preventivas:

1.- Nutrición: la adaptación nutricional de los deportistas puede conllevar un aumento de carbohidratos en la dieta. Las bacterias los transforman en ácidos que atacan el esmalte dental y, con el tiempo, sin una adecuada higiene bucal, provocan caries y erosión dental.

2.- Hidratación (bebidas y geles isotónicos): las bebidas que ayudan a la hidratación y recuperación contienen un elevado índice glucémico, con una acidez que favorece la erosión del esmalte y, en consecuencia, aumenta el riesgo de aparición de caries e hipersensibilidad dental.

Por otro lado, la propia deshidratación ocasionada durante la práctica deportiva favorece la reducción del flujo salival, con pérdida de las propiedades protectoras de la saliva. Esto altera aún más la metabolización de hidratos de carbono con mayor acidez y menor protección frente a la misma.

3.- Respiración: durante la práctica deportiva se adopta una respiración bucal que reseca la boca y lleva a la aparición de xerostomía. La xerostomía o síndrome de boca seca se produce por una disminución de la secreción de saliva. La saliva tiene funciones importantes para la prevención de caries:

  • Neutraliza en pH ácido que aparece tras las comidas. Esto previene la disolución del esmalte.
  • Remineraliza el esmalte: los iones de calcio, fosfato y flúor que van normalmente disueltos en la saliva pueden reincorporarse al esmalte.
  • Regula la acumulación de bacterias en la cavidad oral, responsables de aparición de caries u oras enfermedades como gingivitis.

4.- Estrés: el deporte recreativo está asociado a reducción de los niveles de estrés. Sin embargo, deportistas que participan en competiciones, federados o no, así como los profesionales y los de élite, se someten a elevados niveles de estrés. Las alteraciones hormonales condicionadas por el estrés propician la aparición de xerostomía. Además, estos deportistas tienen mayor predisposición a desarrollar bruxismo. El bruxismo provoca un desgaste uniforme del esmalte que conlleva aumento de la sensibilidad dental, caries y dolor.

Medidas preventivas para reducir el riesgo de caries en personas que practican deporte:

a) Nutrición/ hidratación: beber abundante agua durante todo el día y, especialmente, durante la práctica de deporte, para combatir la deshidratación y la consecuente sequedad bucal.

Si se utilizan bebidas isotónicas/energéticas, escoger las de menor potencial cariogénico (menor contenido en azúcares).

La forma más saludable de aportar hidratos de carbono es a través de una alimentación equilibrada que los incluya a lo largo de toda la semana, con índice glucémico bajo que permita aumentar las reservas de glucógeno hepático y muscular. Esto no sólo reduce el riesgo de caries, sino de otras alteraciones como resistencia a insulina, diabetes, hipertrigliceridemia.

b) Higiene bucal diaria

   – Cepillado dental: 2 veces al día o tras las comidas. Es la base de la higiene bucal y el elemento más eficaz para la eliminación de restos de alimentos y bacterias.

   – Higiene interproximal: con sedas/cintas dentales, cepillos interproximales e irrigadores bucales para evitar la acumulación de restos de alimentos y bacterias en la zona interdental, origen de la mayoría de las caries.

    – Utilización de productos específicos para la prevención de caries y la erosión dental.

Dra. Amelia Carro

Seguro que en más de una ocasión, hemos escucho que hay numerosos alimentos que debemos evitar o prescindir de ellos para tener un estilo de vida saludable y completo. Sin embargo, en pocas ocasiones escuchamos hablar sobre la importancia de tomar conciencia de lo que comemos y sobre todo de cultivar nuestra relación con la comida.

Por eso, en este post de blog te contamos cuales son aquellos hábitos y estilos de vida debemos incluir en nuestra rutina para cuidar nuestra salud.

Por eso, en este post de blog te contamos cuales son aquellos hábitos y estilos de vida debemos incluir en nuestra rutina para cuidar nuestra salud.

La vuelta del verano es la época del año perfecta para conseguir mantener hábitos saludables en la alimentación y rutinas.

Comer implica disfrutar y saborear la comida. Tomar conciencia de la importancia de esta nos ayudará a poder tener una alimentación mucho más equilibrada e incluir esta práctica como una rutina imprescindible en nuestro día.

Es importante ingerir los nutrientes de manera equilibrada. Como bien indica la OMS, es recomendable tomar menos de 5g de sal y 25g de azúcar al día. Por ello, en muchas ocasiones nos preguntamos cómo debe ser un plato completo y saludable.

  • 50% de verdura (zanahorias, espinacas, brócoli, boniato, pimiento…)
  • 25% de proteínas de calidad (huevo, yogur, pescado, carne…)
  • 25% de hidratos de carbono de calidad (frutos secos, quinoa, arroz, avena, legumbres…)
  • Fruta: la manzana es una fruta neutra y siempre es recomendable ingerirla a primera hora de la mañana para que nos aporte la energía necesaria para afrontar el día.
  • Aceites saludables: como el aceite de oliva virgen extra.
  • Agua: beber gran cantidad a lo largo del día y siempre que nuestro cuerpo nos lo pida (podemos ingerirla de diferentes maneras: té, café, caldo…).

Sin embargo, para poder llevar una vida saludable completa debemos incluir rutinas saludables. No cuenta solamente la alimentación, sino también el entorno en el que te muevas, tus pensamientos, tus objetivos de vida, relaciones… la realización de ejercicio físico y llevar una rutina de sueño es imprescindible para sentirnos completos con nosotros mismos.

Si quieres saber más sobre alimentación o hábitos saludables, no dudes en contactar con los mejores especialistas en We Doctor.

El cáncer de piel se produce por el crecimiento anormal y descontrolado de las células cutáneas, alteradas por la acción de la radiación ultravioleta (UV), siendo ésta procedente de la luz solar o de fuentes artificiales de radiación ultravioleta, por eso se suele manifestarse con mayor frecuencia en las zonas de piel expuestas al sol.  

Los principales tipos de cáncer de piel, con una tasa de incidencia de 47 casos por 100.000 habitantes en el año 2020, son el carcinoma de células basales, carcinoma de células escamosas y el melanoma. El melanoma es un tumor mucho menos frecuente, pero su comportamiento es más agresivo, por lo que es más probable que pueda invadir el tejido sano que lo rodea y se pueda diseminar a otras partes del cuerpo. 

El melanoma, que se forma en las células (melanocitos) que producen melanina, el pigmento que le da color a la piel, es el tipo más grave de cáncer de piel, con una tasa de mortalidad de las más altas. Pero un diagnóstico precoz y un tratamiento temprano ayudan a aumentar los índices de curación de la enfermedad.

Cáncer de piel: factores de riesgo

Entre los factores que pueden aumentar el riesgo de padecer melanoma, además de la exposición solar, se encuentran los siguientes:

  • Edad: puede aparecer a cualquier edad, siendo cada vez diagnosticados en edades más jóvenes, aunque algo más de la mitad se diagnostican a partir de los 55 años.
  • Sexo: es algo más frecuente en las mujeres, aunque suele tener mejor pronóstico.
  • Coloración piel y cabello: cuanto más clara es la piel, ojos y pelo, más riesgo existe de melanoma. Este riesgo es especialmente alto en personas rubias y pelirrojas. Las personas de piel oscura tienen menos incidencia de melanoma cutáneo, si bien hay mayor proporción de unos tipos más raros de melanoma, así como de melanomas en regiones mucosas.
  • Presencia de nevus/lunares: sólo un 20-25% de los melanomas surgen de un lunar (nevus) previo, la mayoría aparecen sobre la piel normal. A mayor número de nevus y sobre todo si son de gran tamaño y presentes desde el nacimiento (congénitos) se incrementa el riesgo de melanoma. Como prevención debemos estar alertas ante la aparición de cualquier lunar que no tuviéramos previamente, o bien algún cambio de los lunares respecto al tamaño, color, forma, textura o sangrado.

Autoexploración de lunares 

La exploración de los lunares (conocidos técnicamente como nevus melanocíticos) es fundamental. Los lunares pueden ser congénitos o aparecer a lo largo de nuestra vida, y el sol es uno de los factores que pueden incidir en su cambio de estado. Por ello, es importante que sepamos cuándo un lunar o nevus puede evolucionar hacia un melanoma para que acudamos al especialista en busca de un diagnóstico preciso y precoz. 

Nos referimos a la conocida como regla A-B-C-D-E. Siempre que un lunar cumpla una de las siguientes características deberemos consultar rápidamente con el dermatólogo:

  • A: Asimetría. La lesión NO es redondeada.
  • B: Bordes. Los bordes son irregulares.
  • C: Color. La lesión presenta distintos colores, no homogéneos.
  • D: Diámetro. El tamaño de la lesión es mayor de 6 mm.
  • E: Evolución. Cualquiera de las características anteriores ha presentado cambios en el tiempo.

Cómo elegir el mejor fotoprotector

El Factor de Protección Solar (SPF) hace referencia al tiempo de protección solar que tenemos ante la exposición a los rayos solares según nuestro fototipo o tipo de piel. Este Factor de Protección Solar indica el número de veces que el fotoprotector aumenta la capacidad de defensa natural de nuestra piel frente al eritema o quemadura.

Hay que tener en cuenta que hay factores como la sudoración, los baños en el agua o secarse con la toalla que pueden eliminar parte de esa protección y, por ello, es recomendable reaplicar el fotoprotector frecuentemente si la exposición al sol va a ser larga.

Si quieres saber más sobre el cáncer de piel, no dudes en contactar con los mejores dermatólogos en We Doctor

Carla y Noa son dos gemelas de seis años muy listas, cabezotas, extrovertidas, alegres y con carácter… Les encanta la música, cantar y bailar, y odian madrugar… Riñen a veces, cómo no, están todo el día juntas… Pero se quieren con locura y se defienden a capa y espada. En este post de blog te contamos quiénes son estas leonas sin escudo.

Aparentemente, Carla y Noa tienen las mismas inquietudes que cualquier niño/a de su edad. Pero con una gran diferencia, que las ha llevado a crecer antes de tiempo; ya que ellas tienen que convivir, cada día de sus vidas, con la Piel de Mariposa: una enfermedad rara, degenerativa e incurable a día de hoy, que se caracteriza por la extrema fragilidad de la piel.

Al carecer de las proteínas que la dotan de resistencia, deben vendar su cuerpo diariamente, en curas de hasta cuatro horas, para proteger las heridas y ampollas provocadas por el más mínimo roce, y que afectan al 90% de su cuerpo, como si de un gran quemado se tratara; loque causa que actividades de la vida cotidiana, como caminar, comer o abrazar, puedan resultar extremadamente dolorosas.

DEBRA Piel de Mariposa

Una situación difícil de afrontar tanto para ellas como para sus padres, Pedro y Verónica. Por eso, haberse encontrado con DEBRA Piel de Mariposa -la única ONG en España dedicada a mejorar el día a día de las familias con esta enfermedad-, les ayudó a encarar los retos que se presentaron desde su nacimiento.

Y es que, si ya es complicado de por sí ser padres primerizos y de gemelas, la dificultad aumenta cuando, tras un embarazo sin ningún tipo de complicación, ven que sus hijas han nacido con heridas, y que los profesionales que les rodean carecen de respuestas. Hasta que, tras 17 días de miedo y desolación, desde el hospital de La Paz, centro de referencia en esta enfermedad, confirmaron el diagnóstico, les hablaron de DEBRA, y les recomendaron que se pusieran en contacto con su equipo.

Así lo hicieron. Desde ese momento, “dejaron de estar solos en un mar de dudas e incertidumbres”, y esta ONG se convirtió, como dicen, en “su segunda familia”. Una familia que les ha acompañado a lo largo de todos estos años a nivel sanitario, psicológico y social, asesorándoles en aspectos relacionados con los procedimientos y materiales de cura, o mostrándoles las herramientas necesarias para encarar con mayor fortaleza esta enfermedad.

Precisamente, la fortaleza es una característica que define a Carla y Noa, a pesar de su aspecto vulnerable. Son niñas con Piel de Mariposa, pero alma de leonas. Son ‘leonas sin escudo’ que no entienden de límites. Tienen una enfermedad degenerativa, sí, pero ellas superan barreras día a día: en el cole, por ejemplo, si no pueden escribir con la derecha, lo hacen con la izquierda o, si no, ya encuentran el modo de llevarlo a cabo. Y así, estas pequeñas, con tan sólo seis años, nos dan una lección de vida que va mucho más allá del conocimiento de números, letras o ciencias.

Ellas empujan a sus padres a tirar para delante, a no rendirse nunca. Y ellos, por su parte, las invitan a centrarse en el hoy, a disfrutar cada momento. Les dicen, con todo el cariño del mundo, “que son iguales a cualquier otra niña, a pesar de la enfermedad”, y que nunca permitan que nadie les ponga límites. Que sean ellas las que decidan lo que pueden y lo que quieren ser. Que sean, ante todo, ELLAS. Y que sean felices.

¿Quieres ayudar a familias como las de Carla y Noa? ¡Hazte socio/a!

¡Ha llegado la Primavera! y con ella la luz y el color. Sin embargo, estas cualidades que a priori son positivas, en algunas personas no se manifiestan así.  Algunos expertos internacionales en sus estudios revelan que, en las diferentes estaciones del año, se producen distintas alteraciones y la Primavera no es ajena a ello como resultado de la adaptación al ambiente exterior (aumento de la temperatura, mas horas de luz, cambio horario, alteración de los ritmos circadianos, ….)

Estos cambios adaptativos, producen en el organismo una serie de alteraciones, si bien, depende de cada individuo. Entre las más frecuentes,  nos encontramos con:

Astenia primaveral caracterizada por sensación de cansancio, fatiga, bajo ánimo, falta de líbido, trastornos del sueño, irritabilidad, falta de concentración. Se considera una alteración en el proceso de  adaptación y suele presentarse en el inicio de la Primavera, siendo de carácter leve y pasajero. El origen parece estar relacionado con una disminución en la producción a nivel hipotalámico de beta-endorfinas y serotonina.

Trastornos del sueño relacionado con la disminución de la concentración de Melatonina debido a más horas de luz.

Alergia: la Primavera es la época de la floración y ello trae consigo que haya en el ambiente que respiramos, multitud de partículas que nuestro sistema inmunológico reconoce como extrañas. Los síntomas más característicos son los estornudos, picor, conjuntivitis, y en casos más graves, asma bronquial.

Afecciones cutáneas debidas a la mayor exposición solar y a la sequedad de la piel derivada de los meses fríos.

Diarreas y resfriados de origen vírico

Mis recomendaciones, se basan en tres pilares fundamentales:

1. Dieta equilibrada, rica en verduras, hortalizas y frutas, sin olvidar los alimentos de origen animal.

  • Alimentos que favorecen el aumento de serotonina: plátano, piña, aguacate, ciruela, frutos secos, tofu, espinacas, albahaca, pescado azul, carne, leche, huevos, legumbres, cereales, semillas de girasol, aceite de oliva.
  • Fuente de beta-caroteno (importante para la inmunidad de la piel y mucosas): brócoli, espinacas, pimiento, calabaza, zanahoria, mango
  • Ricos en vitamina C: perejil, pimiento rojo, brócoli, papaya, fresa, kiwi, arándanos, naranja, pomelo, grosella. Te recomiendo que las consumas en crudo o con técnicas de cocción poco intensas, ya que es una vitamina termolábil (se destruye por el calor)

2. Realizar actividad física moderada de manera habitual, estimula a nuestro sistema inmunitario y reduce el cortisol

3. Cambios en tu estilo de vid

  • Bebe al menos 2 litros de agua diarios. Entre los múltiples beneficios de una correcta hidratación vamos a destacar la regulación de la temperatura del cuerpo, el transporte de nutrientes y la eliminación de residuos.
  • Mejorar la calidad del sueño: no es suficiente solo dormir, debe ser un sueño reparador ya que es necesario para mantener un correcto equilibrio tanto físico como psíquico. El Instituto del Sueño nos ofrece algunos consejos útiles para conseguir.
  • Establece una rutina tanto para ir a dormir como para despertarte. Aunque las horas recomendadas de sueño pueden variar en función de la edad y de las características personales de cada individuo, se establecen entre 7 y 8 horas para la población adulta.
  • Delimita la ingesta de alcohol ya que si bien reduce el tiempo de aparición del sueño, las bebidas alcohólicas restan la posibilidad de alcanzar el descanso más satisfactor.
  • Regula la temperatura y ventilación de tu habitación.
  • Leer antes de dormir contribuye a la reserva cognitiva y nos ayuda a construir material para nuestros sueños.

Seguro que más de una vez, has escuchado eso de que no debes comer chocolate, yogur o fruta antes de irte a dormir. Y es que cuando hablamos de alimentación hay tantos y tantos consejos que solemos escuchar… Pero, ¿son ciertos? ¿Hay alimentos que no debemos comer antes de ir a la cama? Pues bien, la mayor parte de los consejos que se escuchan (no tomes yogur, melón o naranja… de noche) no tienen fundamente alguno y no debemos tenerlos en cuenta.

Sin embargo y como es obvio lo que sí que es cierto es que una alta ingesta de energía antes de irse a dormir no es conveniente ya que puede favorecer digestión pesada, reflujo… y por tanto mala calidad del sueño.

¿Importa el momento en el que cenamos?

Por lo tanto, importa lo que comemos. Pero, ¿importa el cuándo? Puede que no tanto como algunos piensan, pero sí, influye el momento en que comemos y cenamos. De hecho, algunos estudios han puesto de manifiesto que:

  • Retrasar la hora de la comida del mediodía y de la cena puede dificultar la pérdida de peso.
  • Consumir demasiada energía antes de irse a dormir puede ser perjudicial.
  • Consumir platos ricos en hidratos de carbono de noche quizás no sea la mejor opción.

Por lo tanto, aunque sigue siendo más importante el tipo de alimentos que consumimos frente al cuándo los consumimos, el horario sí influye debido a los ritmos circadianos y por ello podríamos hablar incluso de una cronodieta.

¿Qué es una cronodieta?

En los últimos tiempos aparecen en los medios de comunicación términos como ritmonutrición, crononutrición, nutrición basada en la cronobiología o nutrición adaptada a los ritmos circadianos. Pero, ¿qué significa todo esto? La cronobiología es una disciplina de la Fisiología que estudia los ritmos biológicos, incidiendo tanto en su origen como en sus características y sus implicaciones. Esto tiene especial interés a nivel de estudio del sueño, endocrinología, sistema nervioso, etc.

Ahora bien, ¿Qué son los ritmos circadianos? Son oscilaciones de las variables biológicas que tienen lugar en intervalos tiempo regulares. El ‘reloj’ que controla dichos ritmos es el núcleo supraquiasmático, un conjunto de neuronas que están situadas en el hipotálamo. Su actividad depende de factores externos, principalmente de la luz que captan nuestros ojos. La información es enviada a la hipófisis y esta secreta la famosa melatonina en función de si hay luz o no.  También afecta a la producción de ciertas hormonas como el cortisol, hormona estimulante tiroidea, hormona luteinizante, la renina… Y varía según las estaciones. Por ello, el concepto de valores normales de una hormona depende de la época del año, la raza y población en donde se realicen los exámenes. 

Asimismo, existen otros ritmos biológicos que no están relacionados con la luz. Estudios más recientes, han puesto manifiesto que existen ritmos que sufren ciertas células, como las hepáticas, que parecen verse influidas por los ciclos alimentarios. A este tipo de ritmos se les llama osciladores periféricos.

¿Cómo surge la ritmodieta?

El hecho de ver que, de una forma u otra, en nuestro cuerpo hay ciertos “ritmos biológicos” ha hecho que surja el concepto de ritmonutrición. Se trata de una nutrición adaptada a los ritmos biológicos de nuestro cuerpo y que en principio se basa en los conocimientos que se tienen sobre cronobiología.

De hecho, muchas veces se ha dicho que los trabajos a tres turnos pueden influir en los hábitos alimentarios, la incidencia de sobrepeso y obesidad, precisamente por una alteración en los ritmos circadianos. Hay estudios que así lo sugerían, pero hay controversia. Un estudio hecho en canarias en el 2004 donde se comparaban trabajadores con turno fijo con trabajadores con rotación a tres turnos, se pudo comprobar que no hay diferencias en los niveles de lípidos sanguíneos, ni es la incidencia de sobrepeso y obesidad y sólo parciamente en los hábitos alimentarios. Por ello, no es tan sencillo llegar a una conclusión y el tema no está tan claro.

Si deseas saber más sobre la cronodieta y la ritmonutrición, no dudes en consultar con nuestro especialista de We Doctor Ramón de Cangas.

Quiero empezar haciendo referencia a las OMS y la 9ª Conferencia Mundial de la Salud dónde se aporta muchas estrategias para la promoción de la salud.

En la 9ª Conferencia Mundial de la Salud, que tuvo lugar en Shanghái (China) en 2016, tuvo por título “Promoción de la Salud en los ODS: Salud para todos y todos para la salud”. Las líneas de actuación que se propusieron no sólo se ceñían en relación a las actitudes individuales, sino que subrayaban la responsabilidad de las instituciones locales, nacionales y globales a la hora de desarrollar políticas que contribuyan a mejorar la salud de todos los ciudadanos.

Los tres pilares fundamentales de la Promoción de la Salud que se estableció en dicha conferencia fueron los siguientes:

Por supuesto los 3 Pilares son necesarios y fundamentales para trabajar en favor de nuestra salud, yo en este artículo quiero hacer referencia al pilar 2, donde se habla de los conocimientos sobre la SALUD.

Para ello quiero enfocarme en los estilos de vida saludable que incluirían:

1.- Alimentación saludable. Seguir las recomendaciones del plato de Harvard.

  • En todos los platos se aconseja incluir una proporción importante de verduras, mejor en su forma cruda, que aporta gran cantidad de nutrientes. Por ejemplo, una buena ensalada donde haya mucho color.
  • Cereales y pasta en su forma integral mejora el tránsito intestinal, disminuye los picos de glucosa en sangre, aportar gran cantidad de vitaminas y minerales …
  • Frutos secos sin sal y naturales un puñadito cada día es un gran aporte también de fibra, minerales y grasas saludables.
  • Grasas saludables como el aceite de origen virgen extra, aguacate, aceite de coco virgen extra, frutos secos etc.
  • Proteinas de buena calidad: pescado y carne a ser posible ecológico, huevos con la numeración 0.
  • Legumbres fuente importante también de proteínas vegetales, fibra, vitaminas, hidratos de carbono complejos. Se aconseja al menos 3 veces /semana.
  • Fruta al menos 3 piezas al día, yo personalmente aconsejo fuera de las comidas y entre horas, por ejemplo, a media mañana y a media tarde. Cuando te entra esta hambre, ¡aprovecha y cómete una fruta!
  • Hidrátate y bebe agua. Para darle un toque diferente puedes enriquecer tu agua con frutas, por ejemplo.
  • Reduzca o mejor aún elimine el consumo de alcohol y tabaco.
  • Reduce el consumo de sal. La OMS recomienda a 5 gramos de sal al día
  • Reduce el consumo de azúcar. La OMS recomienda a 25 gr al día.
  • Cuida tu despensa con alimentos saludables y de calidad.
  • Controla el tamaño de las raciones guiándote por el método del plato.
  • Compra en mercados en la medida de lo posible.
  • Toma precauciones en la higiene y conservación de los alimentos.

¡RECUERDA DIETA MEDITERRANEA!

2.- Muévete. Haz ejercicio, el que consideres de acuerdo a tu edad y condición de salud.

Te dejo un enlace de la OMS sobre la importancia del ejercicio físico: tps://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/physical-activity

3.- Descansa las horas necesarias, en función de tu edad. Algunos consejos:

  • La habitación es aconsejable que esté con una temperatura agradable
  • No ver la tv, móvil, tableta justo antes de irse a dormir
  • Ir a la cama con la digestión hecha. Cene de forma ligera.
  • Mantener un horario fijo para acostarse y levantarse
  • No consumir bebidas estimulantes, las que contienen cafeína o teína, ya que tomarlas por la tarde puede alterar el sueño.
  • Utilizar el dormitorio sólo para dormir y para la intimidad. No usarlo como lugar de trabajo. Evitar realizar en la cama actividades como ver la televisión o escuchar la radio.

4.- Gestión del estrés.

La OMS nos indica en uno de sus documentos que: “se considera que el estrés laboral afecta negativamente a la salud psicológica y física de los trabajadores, y a la eficacia de las entidades para las que trabaja”. Yo añadiría que a cualquier persona que lo padezca afecta negativamente a su salud.

Algunos consejos para poner en práctica:

  • Identifica el momento, sobre todo las sensaciones físicas
  • Utiliza la respiración como mecanismo de gestión para activar el sistema parasimpático.
  • Visualiza una imagen agradable
  • Reenfoca la situación.
  • ¿Depende de tí?
  • Muévete en ese momento. Haz estiramientos, por ejemplo.

5.- Relaciones sociales saludables.

Muchos estudios así lo concluyen. Tener relaciones sociales y amigos reduce los niveles de estrés.

6.- Prevención de accidentes domésticos.

https://www.caib.es/sites/consellsdesalut/es/accidentes_domesticos-72121/

7.- Uso de los medicamentos con sentido común.

https://www.caib.es/sites/consellsdesalut/es/medicamentos_con_sentido_comun-60503/

  • No se auto medique.
  • Siga los consejos de su profesional de la salud.
  • Mantenerlos en lugar seguro.

8.- Botiquín doméstico:

  • Tiene que ser un lugar inaccesible para los niños; protegido de la luz, el calor y la humedad y en un lugar conocido por toda la familia.
  • Contenido básico: Analgésicos, antitérmicos y antiinflamatorios. Un preparado para aliviar el picor y las quemaduras

-Material de cura: gasas, algodón, tijeras, esparadrapo, antiséptico, y agua oxigenada, suero fisiológico.

-Termómetro digital.

-Tener en un lugar visible el número de toxicología: 91 562 85 85

9.-Mantener una buena higiene física, mental, espiritual y emocional:

1.-Practica la atención plena. Mindfulness

2.- Práctica la resiliencia

3.- Cuestiónate las expectativas

4.-Práctica la gratitud

5.- En cuanto a la higiene conviene tener en cuenta:

  • Es conveniente lavarse las manos. Antes y después de manipular alimentos y/o amamantar.
  • Antes de comer o beber, y después de manipular basura o desperdicios.
  • Después de tocar alimentos crudos y antes de tocar alimentos cocidos.
  • Después de ir al baño, sonarse la nariz, toser o estornudar y después de cambiarle los pañales al bebé.
  • Después de haber tocado objetos ‘sucios’ como dinero, llaves, pasamanos, etc.
  • Cuando se llega a casa de la calle, el trabajo, la escuela.
  • Antes y después de atender a alguien que está enfermo o de curar heridas.
  • Después de haber estado en contacto con animales.

Es bueno tener alcohol en gel cuando no dispongamos de agua y jabón.

  • Higiene de los pies, inspección sobre todo en pacientes diabéticos.
  • Higiene de la ropa y el calzado: El calzado debe ser cómodo, pues unos zapatos de talla inadecuada pueden deformar los pies y causar problemas. Si el calzado es demasiado amplio no sujetará correctamente el pie, y si es excesivamente ajustado podría dar lugar a rozaduras, formación de durezas o, incluso, deformaciones óseas.

10.- ¡DISFRUTA DEL MOMENTO!

Carmen CuadraEnfermera- Dietista y Coach Nutricional

Página web: https://ccalimentacionconscienteysalud.com/

Facebook: Carmen Cuadra Salud

Enfermera Online de We Doctor.

Solicitud de consulta online con Carmen: https://tuconsulta.we-doctor.com/agenda/4784134

Este año la OMS se han centrado este año en dar difusión a la Desigualdad Sanitaria que hay en el mundo bajo el lema “Construir un mundo más justo y saludable”.

La COVID-19 ha golpeado duramente a todos los países, pero su impacto ha sido más acusado en las comunidades que ya eran vulnerables. Por ello, uno de los objetivos que se han marcado desde la OMS es el poder garantizar que todas las personas, en cualquier lugar, puedan ejercer su derecho a la buena salud.

Nosotros desde We Doctor siempre hemos trabajado por este objetivo, desarrollando esta plataforma de telemedicina para que cualquier persona desde cualquier parte del mundo solo con un acceso a internet tenga a su alcance el mejor tratamiento médico y por tanto ejercer su derecho a una buena salud.

En España el 20% de la población sufre dolores crónicos o persistentes, sin duda el mal invisible que no se ve ni se puede medir que es en verdad una pandemia silenciosa. No se puede concebir salud y calidad de vida con dolor, sin duda SINE DOLORE SE VIVE MEJOR.
Por eso cada vez más pacientes se hacen oír, como por ejemplo a través de la Asociación Española de Pacientes contra el dolor: SINE DOLORE.

Dr. Jordi Moya Riera, Director Médico de la Plataforma, We Doctor.

Doctor especialista en Dolor Crónico.

Fundador de Sine Dolore

Solicitud de consulta online con el Dr. Moya: https://tuconsulta.we-doctor.com/agenda/1015808

¿Sabes que la salud de las mujeres y los hombres muestra grandes diferencias?

En lo que me concierne, me preocupa especialmente el riesgo cardiovascular, por sus consecuencias potenciales (infarto de miocardio, insuficiencia cardiaca, angina de pecho, muerte súbita, arritmias) y por la capacidad de diagnosticar y prevenir a tiempo estos desenlaces. Os hago una actualización interesante, con el objetivo de facilitar la comprensión y que, si eres mujer, consideres que puedes reducir tu riesgo.

Los factores de riesgo (FR) tradicionales para enfermedad cardiovascular (ECV), incluido el tabaquismo, afectan tanto al hombre como a la mujer. Además de estos factores, existen otros FR (a veces no reconocidos) que afectan específicamente a la mujer, como las alteraciones relacionadas con el embarazo y complicaciones de fertilidad. En los países desarrollados, hasta un tercio de las mujeres gestantes experimentan una o más estas complicaciones del embarazo: estados hipertensivos del embarazo (EHE), diabetes mellitus gestacional (DMG), desprendimiento de placenta, bajo peso pretérmino, parto pretérmino (PP). El desarrollo de estas alteraciones se acompaña de manifestaciones precoces de daño vascular, entre ellas, la disfunción endotelial. Esta disfunción es más prevalente en mujeres con historia de preeclampsia y abortos de repetición y puede persistir tras estas complicaciones, lo que las predispone a complicaciones vasculares posteriores y sirve de marcador pronóstico de ECV futura. Por otro lado, hasta un 10% de mujeres padecen infertilidad secundaria, relacionada con afecciones como el síndrome de ovario poliquístico (SOP), insuficiencia ovárica prematura (IOP), endometriosis, enfermedad inflamatoria pélvica (EIP) que han sido relacionadas con un incremento de riesgo de ECV. La menarquia o menopausia a edad temprana y el uso de anticonceptivos hormonales también incrementan este riesgo.  

El primer documento europeo en abordar el manejo del riesgo cardiovascular en la perimenopausia fue publicado en 2007 como consenso entre cardiólogos y ginecólogos. Sin embargo, la evidencia creciente de condiciones de riesgo a lo largo de otras condiciones de transición hormonal en la mujer justifica la necesidad de actualizar el consenso y ampliar el espectro de las líneas potenciales de actuación tanto en etapa reproductiva como climatérica, además del riesgo relacionado con ciertos cánceres o transexualidad.  

Acaba de publicarse un documento consenso que resume los acuerdos establecidos por un consejo de expertos en cardiología, ginecología y endocrinología, en colaboración con miembros de sociedades internacionales (International, European, British and Dutch Menopause Societies). El objetivo es servir a la comunidad clínica como guía para la aproximación y manejo de la salud cardiovascular durante la transición de la menopausiatrastornos del embarazo y otras condiciones ginecológicas según la evidencia existente y la mejor práctica actual.

El trabajo condensa en 18 páginas casi 300 referencias que estructura en 12 escenarios. Cada uno de ellos se concreta en varios puntos clave que pasamos a resumir.

1.-Menopausia, factores de riesgo cardiovascular y enfermedad arterial coronaria

La menopausia se asocia con adiposidad central, resistencia insulínica y un perfil lipídico proaterogénico que hace de especial importancia considerar:

  • Valoración y manejo de perfil lipídico y cifras tensionales durante la transición a la menopausia según establecido en guías de prevención cardiovascular.
  • El control y automedición de cifras tensionales es necesario en mujeres que han padecido EHE (incluida preeclampsia).
  • Las comorbilidades inflamatorias relacionadas con enfermedades de naturaleza reumatológica/endocrina (artritis reumatoide, lupus eritematoso sistémico, síndrome antifosfolípico, síndrome de Sjogren, disfunción tiroidea, entre otras) incrementan el riesgo cardiovascular en torno a la menopausia, y deben ser tomados en consideración durante el asesoramiento y evaluación clínica.

2.-Estilo de vida en la menopausia

En este apartado se expone la asociación de cambios hormonales con conductas de hiperfagia, conductas alimentarias erróneas y ánimo depresivo.

  • El manejo adecuado de la salud durante la menopausia debe contemplar una correcta adherencia a estilos de vida saludable, con pautas alimentarias saludables y actividad física regular.
  • Los síntomas climatéricos pueden interferir con las capacidades laborales y merecen atención por parte de empleadores y empresarios. No está justificada de forma rutinaria la terapia hormonal sustitutiva (THS), pero los cambios vasomotores propiciados por el ejercicio físico pueden tener un impacto favorable.

3.-Síntomas vasomotores y riesgo cardiovascular

En este apartado se exponen los puntos clave que relacionan síntomas vasomotores con una fisiopatología que incrementa el riesgo cardiovascular a través de la disfunción endotelial y la aterosclerosis subclínica, incluyendo:

  • Perfil cardiometabólico desfavorable
  • Disfunción autonómica (con hipertonía simpática) con impacto desfavorable sobre la variabilidad de la frecuencia cardiaca

4.-Terapia hormonal en la menopausia (THM) según la iniciativa Women’s Health

Bajo este epígrafe, los autores resumen las evidencias disponibles en relación a la THM agrupando resultados clínicos según tipo de sustitución (estrógenos/progestágenos), momento de inicio (edad/tiempo en relación a la aparición de la menopausia), forma de administración (oral, transdérmico, vaginal) y objetivo clínico (grosor íntima media, infarto de miocardio, muerte, ingreso por insuficiencia cardiaca, etc.). Esta terapia no está exenta de riesgos, generalmente de tipo trombótico, pero no exclusivos. Se incluye una tabla resumen en el propio documento que resulta esclarecedora. Las recomendaciones consensuadas son:

  • La THM está indicada para el alivio de síntomas relacionados con la menopausia.
  • La depresión puede mejorar con la utilización profiláctica de THM.
  • Los regímenes de THM en cuanto a dosis, tipos y edad de inicio son cruciales para conseguir un adecuado balance de eficacia y seguridad.
  • Antes de iniciar THM, es necesario realizar una valoración de riesgo cardiovascular.
  • Cuando hay dudas sobre la categoría de riesgo cardiovascular individual, puede considerarse la medición de calcio arterial coronario mediante tomografía compuretizada.
  • No se recomienda administrar THM en mujeres con elevado riesgo cardiovascular o tras un evento cardiovascular
  • No se recomienda iniciar THM en mujeres asintomáticas.

5.-Insuficiencia ovárica prematura

La IOP es un ámbito de difícil manejo por la escasa evidencia disponible para su manejo, tal y como se detalla en el documento. Los autores explican cómo acontece un envejecimiento prematuro con menor capacidad de reparación del ADN y fisiopatología que lleva a riesgo cardiovascular, alteración metabólica (perfil lipídico desfavorable, alteración de la homeostasis de la glucosa), disfunción endotelial, pero también riesgo de osteoporosis y predisposición a algunos tipos de cáncer. Los puntos a resaltar:

  • La menopausia precoz se asocia con mayor riesgo de diabetes y enfermedad cardiovascular
  • Las mujeres con IOP y menopausia precoz (<45 años) deben recibir asesoramiento indivicualizado de FR cardiovascular.
  • Se recomienda THS en mujeres con IOP hasta la edad media de menopausia.
  • La consideración de THS en mujeres con menopausia precoz debe hacerse de forma individualizada.
  • La predisposición genética a IOP también podría incrementar el riesgo de cáncer.

6.-Trastornos relacionados con el embarazo y riesgo cardiovascular

Este apartado exhibe puntos interesantes acerca de cada una de las siguientes alteraciones

6a) Abortos de repetición

La perdida recurrente (más de dos, consecutivas o no) de feto antes de las 24 semanas puede asociarse a condiciones que conllevan una mayor carga de FR riesgo cardiovascular (tradicionales o no: i.r. síndrome antifosfolípido) y una fisiopatología desfavorable que parte de una función endotelial alterada.

Es imprescindible incluir la historia gestacional dentro de la evaluación de riesgo cardiovascular para tener en cuenta esta condición y las alteraciones asociadas.

6b) Parto pretérmino

Muchos PP están propiciados por complicaciones del embarazo (i.e. EHE o preclampsia), y las mujeres con antecedente de PP duplican su riesgo cardiovascular a lo largo de la vida. No se recomienda un seguimiento específico de estas mujeres, pero sí intensificar el manejo con un abordaje agresivo de los FR modificables.

6c) Estados hipertensivos del embarazo

La extensión del presente documento no permite ahondar en cada una de las entidades que integran los EHE, pero sí reconoce su elevada incidencia y riesgo de complicaciones obstétricas. El mensaje fundamental es la necesidad de un abordaje de la hipertensión antes, durante y tras la gestación, especialmente en las mujeres con antecedente de preeclampsia/síndrome HELLP, por la posibilidad de desarrollar hipertensión y ECV en el futuro.

Se recomienda considerar medidas de prevención cardiovascular secundaria en mujeres con antecedentes de EHE, así como automedida de presión arterial.

6d) Diabetes mellitus gestacional

La DMG, definida como desarrollo de una alteración de la homeostasis de la glucosa por primera vez durante el embarazo, afecta a un 7% de mujeres gestantes y puede llevar a una diabetes futura en el 10% de los casos. Además, parece haber una relación entre EHE y DMG. Todo ello lleva a recomendar una evaluación de esta alteración mediante sobrecarga oral de glucosa (SOG) entre las semanas 4 y 12 tras el parto en toda mujer con antecedente de DMG, y repetirlo con una periodicidad anual-trianual. Además, se recomienda considerar medidas de prevención cardiovascular secundaria en mujeres con antecedentes de DMG.

6e) Embarazo en mujeres con riesgo cardiovascular elevado

Cada vez es más frecuente que las mujeres tengan embarazos a edades más elevadas, con el subsiguiente incremento de riesgo cardiovascular. El riesgo de complicaciones cardiovasculares (infarto, ictus, insuficiencia cardiaca) durante el embarazo ha sido documentado en diferentes estudios. Aunque no se traduce en una mayor mortalidad cardiovascular durante el embarazo, sí se asocia a otras alteraciones que pueden afectar tanto a la salud de la madre (EHE, DMG) como del feto (bajo peso al nacer, PP).Esto hace imperativo un adecuado control de FR en todos los casos y, en especial, en mujeres con antecedente de eventos cardiovasculares.

7.-Alteraciones hormonales y riesgo cardiovascular

Dentro de este apartado, se desglosa con mayor amplitud el SOP, por su mayor evidencia científica, pero se incluyen otra serie de condiciones, todas ellas tributarias de medidas de modificación de estilos de vida y alimentación.

7a) Síndrome de ovario poliquístico

Las alteraciones endocrino-metabólicas asociadas a SOP hacen necesario que la gestante con antecedente de esta condición tenga una valoración de riesgo cardiovascular que incluya específicamente medición regular de presión arterial, SOG previo al embarazo, perfil lipídico y cribado de DMG durante el embarazo.

7b) Otras condiciones ginecológicas crónicas que pueden asociar incremento de riesgo cardiovascular incluyen: IOP, hipogonadismo hipogonadotropo, endometriosis, fibromas uterinos e histerectomía con preservación ovárica antes de los 50 años.

8.-Contracepción en mujeres con alto riesgo cardiovascular

La mujer que decide tomar medidas de control de embarazo debe recibir una evaluación y asesoramiento individualizado en todos los casos. De forma particular, en la que presenta un riesgo cardiovascular elevado se recomienda:

  • Evitar píldora anticonteptiva (PA) combinada en mujetes con antecedentes de trombosis venosa, tromboembolismo pulmonar o ictus.
  • El uso de PA está contraindicado en mujeres mayores de 35 años que fuman y en mujeres con dislipemia severa u obesidad.
  • Los anticonceptivos a base de progestágenos pueden ser administrados vía oral, subcutánea o intrauterina en mujeres con alto riesgo cardiovascular.

9.-Enfermedad cardiovascular y sangrado uterino

Es interesante la inclusión de este apartado, dada la necesidad de abordar posibles sangrados uterinos en mujeres con uso de terapia antitrombótica (antiagregante/anticoagulante) relacionada con enfermedad cardiaca congénita, valvulopatías, cardiopatía isquémica o fibrilación auricular. Las recomendaciones se hacen en base a dos referencias bibliográficas, y por tanto deben ser leídas con cautela, pero se considera que:

  • El sangrado uterino en mujeres con necesidad de tratamiento antitrombótico debe tener un seguimiento combinado con médico general y ginecólogo
  • Las utilización de dispositivos uterinos con liberación continua de levonogestrel son una opción segura en estas mujeres, tanto como método contraceptivo como para el manejo de hemorragias uterinas.

10.-Riesgo cardiovascular en mujeres con mutación del BRCA 1/2 o tras cáncer de mama

Dentro de este epígrafe se incluyen dos condiciones diferenciadas, pero ambas comparten un incremento de riesgo cardiovascular susceptible de valoración y manejo individualizado.

10a) Riesgo cardiovascular en mujeres con mutaciones BRCA 1/2 tras salpinguectomía

El riesgo de cáncer de mama familiar por mutaciones BRCA 1/2 se asocia a riesgo de cáncer de ovario, lo que lleva a una salpinguectomía con doble anexiotomía profiláctica. Esto genera un estado de menopausia iatrogénica que incrementa de por sí el riesgo cardiovascular. En este escenario, la administración temporal (hasta 4 años) de THS no incrementa el riesgo de cáncer de mama y reduce los riesgos a largo plazo de la menopausia precoz. En algunos casos de bajo riesgo de cáncer de mama, la THS podría extenderse hasta la edad natural de la menopausia.

10b) Terapia hormonal de menopausia tras cáncer de mama

Existen aún muchas cuestiones por resolver en torno al manejo de síntomas climatéricos de mujeres que han padecido cáncer de mama. De forma general, el uso de THM debe ser individualizado y se recomienda reservarlo para casos de síntomas refractarios a otras medidas no hormonales (medidas de estilo de vida, ISRS, clonidina, gabapentina, venlafaxina, etc). Se debería ser especialmente restrictivo en aquellos casos de cáncer de mama con receptores hormonales positivos.

11.-Salud sexual, menopausia y enfermedad cardiovascular

La disfunción sexual femenina ha sido infravalorada durante largo tiempo, por lo que la inclusión de la misma en el documento resulta muy positiva. Las manifestaciones de la misma pueden darse en forma de pérdida de libido, dispareunia o alteraciones del orgasmo. A diferencia de la disfunción sexual masculina, no se ha establecido un claro vínculo de estas manifestaciones y un incremento de riesgo o ECV. Sin embargo, es evidente que se necesita una investigación más profunda que permita clarificar mecanismos relacionados con estas alteraciones, así como potenciales riesgos (cardiovasculares o no) y opciones de manejo.

Varias opciones aprobadas para el manejo de disfunción sexual masculina han fracasado o presentan efectos secundarios importantes en mujeres. La utilización de parches transdérmicos de testosterona en mujeres con ECV establecida no es recomendable por falta de datos de seguridad.

12.-Riesgo de enfermedad cardiovascular en terapia de cambio de sexo en mujeres y personas transgénero

La inclusión de este tipo de condiciones es necesaria desde un punto de vista académico, si bien afecta a un escaso porcentaje de la población adulta (0,6%), que hace que la evidencia disponible sea relativamente escasa. No obstante, es una población en la que pueden coexistir otra serie de FR. Las recomendaciones establecidas en el presente documento contemplan:

  • Las personas transgénero presentan un aumento de riesgo de ECV
  • El riesgo de tromboembolia en mujeres transgénero se incrementa con el tiempo
  • El tratamiento con parches transdérmicos de estrógenos es preferible al tratamiento oral

En definitiva, es un documento que merece la pena conocer y revisar, así como considerar ahondar en las referencias bibliográficas que sostienen las recomendaciones incluidas. No obstante, en relación a dichas referencias, cabe puntualizar:

.-Las guías de prevención cardiovascular referenciadas en este documento son de 2016; posteriormente fueron publicados documentos de manejo de hipertensión arterial (2018), diabetes, prediabetes y enfermedad cardiovascular (2019) y control lipídico (2019).

.-La actividad y ejercicio físico en la mujer, especialmente en la menopausia, debe incluir componente de resistencia muscular. Las guías recientemente publicadas sobre cardiología del deporte y ejercicio en pacientes con enfermedad cardiovascular contemplan específicamente las recomendaciones al respecto en el embarazo y la menopausia.

.-Las recomendaciones sobre manejo de hipertensión arterial recogen adecuadamente las guías y documentos consenso disponibles hasta 2018. Una reciente actualización publicada en Clinics in Perinatology (2019) y en e-Journal of Cardiology Practice son de interesante lectura para ahondar en su conocimiento y poder abordar un problema cada vez más frecuente.

.-Se echa en falta mención a la miocardiopatía periparto y el abordaje de la insuficiencia cardiaca en este escenario.

.-Es interesante la aproximación que se establece a la terapia hormonal y otros factores relacionados con el cáncer de mama. Sin embargo, no se menciona el papel de la cardiotoxicidad, su potencial abordaje y seguimiento.

Amelia Carro Hevia

Doctora especializada en Cardiología

Solicitud de Consulta Online con Amelia: https://tuconsulta.we-doctor.com/agenda/10158118