Ya ha terminado el año y no han sido pocas las cosas que han acontecido. La incertidumbre, el miedo y las pérdidas son emociones que hemos llegado a sentir todos en algún momento de este año. Nos ha tocado reencontrarnos con nosotros mismos y replantearnos muchos aspectos de nuestra vida, siendo nuestro peso corporal uno de ellos.

Es normal que durante tanto tiempo de inactividad como ha sido la cuarentena, hayamos perdido algo de masa muscular y aumentado nuestro porcentaje de grasa corporal, así que considero que debemos dejar el perfeccionismo a un lado y entender que más que una cifra en la báscula, somos un sistema biológico complejo que puede lograr muchísimas cosas si le damos el combustible adecuado.

Las dietas milagro o aquellas que se basan en una pérdida de peso brusca y rápida, restringiendo un montón de alimentos, ya están quedando en el pasado y menos mal, por todas las consecuencias graves que pueden traer a nuestra salud, dejándonos sin esos recursos que necesitaría nuestro cuerpo para combatir, por ejemplo, un virus tan inflamatorio como lo es la COVID-19.

Por lo que, te propongo que este 2021 antes que restringirte y prohibirte alimentos, comas mas. Si, come suficiente proteína y más alimentos nutritivos y antiinflamatorios, sobretodo que contengan vitamina C, A y E, selenio, magnesio, zinc y componentes prebióticos y probióticos, que pueden ser encontrados en frutas, verduras, frutos secos, tubérculos, legumbres, semillas y alimentos fermentados sin pasteurizar.

Y como los beneficios de llevar una buena alimentación se ven siempre acompañados de buenos hábitos, no olvides tomar sol al menos 10-20 minutos al día para aumentar la síntesis de Vitamina D en invierno, tener un horario de comidas y de sueño estructurado y priorizar el ejercicio de fuerza, como mínimo 3 veces a la semana. Esto mejorará nuestro metabolismo y nuestro estado de ánimo, reducirá la inflamación y evitaremos así acumular esa grasa abdominal que tanto nos preocupa.

Y recuerda que, si no sabes por donde o cómo empezar, no dudes en ponerte en manos de un profesional.

 

 

 

Nina Padrón 

Nutricionista Online en We Doctor

Solicitud de Consulta Online con Nina: https://tuconsulta.we-doctor.com/agenda/10158316

En los últimos años se ha producido un incremento alarmante del sobrepeso y la obesidad en la población mundial, estando España entre los países más afectados. Desde 1975, la obesidad se ha casi triplicado en todo el mundo, llegando a afectar al 13% de la población (1). Hoy, día 12 de noviembre a razón del día Mundial de la Obesidad, quiero escribirte sobre esta pandemia mundial,  sobre cuáles son sus causas y consecuencias y cómo podemos prevenirla. Por supuesto, de forma muy somera.

¿Qué es la obesidad?

La obesidad se define como una acumulación anormal o excesiva de grasa en el cuerpo que puede ser perjudicial para la salud (1).

Para identificarla se suele utilizar el índice de masa corporal (IMC), teniendo que ser igual o superior a 30 en adultos para considerarse obesidad. Este índice se calcula dividiendo el peso (Kg) entre la altura al cuadrado (m2). Sin embargo, el IMC no diferencia la masa magra de la masa grasa, por lo que en generalmente no es efectivo (1). Es mucho más útil poder medir la grasa corporal (con un plicómetro para medir pliegues corporales o con una máquina que disponga de la posibilidad de hacer una bioimpedancia)

¿Cuáles son las causas de la obesidad?

La causa última de la obesidad es un desequilibrio energético entre las calorías consumidas y gastadas, a favor de las primeras. Por lo que, las causas principales son la alta ingesta calórica y el bajo nivel de actividad física. Sin embargo, hay otras muchas causas que favorecen la obesidad, como son las siguientes (1 y 2):

Esto es muy importante. Entender que la obesidad es una enfermedad multifactorial, es decir, que no se debe solamente a comer mucho, o solamente a tener la predisposición genética, sino que es la consecución de varios de estos factores, como puede ser comer una gran cantidad de alimentos malsanos, junto tener una actitud sedentaria y además estar muy estresado, como un ejemplo. Pero hay muchos otros.

¿Cuáles son las consecuencias de la obesidad?

Al igual que sus causas, las consecuencias son también muchas y variadas. La obesidad eleva el riesgo de contraer numerosas enfermedades no transmisibles, como las siguientes (1 y 2):

Este es uno de los grandes problemas de la obesidad. Que aunque es visible que estamos ganando peso, en gran medida potencia la aparición de otras enfermedades. Pero lo hace tan poco a poco, que puede parecer que tener obesidad es solamente eso, tener un exceso de grasa corporal. Es importante hacer hincapié en que no. Sufrir obesidad tiene consecuencias, que pueden ser mortales. Un camino conocido es que la acumulación de grasa corporal puede aumentar la acumulación de colesterol en las arterias, que llegado a un punto puede provocar una obstrucción de alguna arteria o vena provocando un infarto.

¿Cómo podemos prevenir la obesidad?

Debido a la dificultad que tiene su tratamiento, la prevención de la obesidad es realmente importante (2). A continuación, se indican algunas pautas de alimentación para ello (3):

  • Ingesta abundante de líquidos.
  • Consumo elevado de alimentos de origen vegetal.
  • Consumo reducido de alimentos de origen animal.
  • Consumo muy limitado de azúcar y dulces.
  • Limitación o eliminación de bebidas azucaradas.
  • Evitar pasar hambre por ser proclive a atracones de alimentos dulces o grasos.
  • Intentar comer alimentos de calidad, reduciendo el consumo de productos light
  • Creación de un programa escolar de alimentación equilibrada.

La obesidad es una enfermedad multifactorial, por lo que es muy importante dejar claro que no todo el peso de evitarla cae sobre la propia persona. Si comprar alimentos que son perjudiciales para la salud es más barato que comer de forma saludable, es entendible que mucha gente consuma mucho de estos productos.

Por tanto, las políticas nacionales también pueden jugar un papel fundamental en la reducción de esta pandemia. Hacer formaciones para padres y madres en colegios e institutos puede ser, por ejemplo, una posibilidad. No incluir publicidad de productos que abiertamente dañan la salud en anuncios de canales dirigidos a niños, podría ser otra.

Con este post, trato de hacer hincapié en varias cosas. Que la obesidad es multifactorial, y que son muchos los actores que juegan un papel en la aparición de esa enfermedad. El individuo juega un papel, pero no es el único actor en este enclave.

Sin embargo, igual que es algo que se puede sufrir, asimismo en una situación de la que se puede salir. Buscar profesionales competentes que te ayuden a salir de esta situación será clave.

 

Mi nombre es Daniel Mantas, soy Nutricionista Clínico.

Dirijo actualmente www.nutrinour.com

Nutricionista de We Doctor

Solicitud de consulta online con Daniel: https://tuconsulta.we-doctor.com/agenda/4554752

¿A que llamamos alimentación consciente?

Estar presente en el aquí y ahora mientras comemos, actualmente en nuestra rutina diaria y en la sociedad en la que vivimos hay, prisas, estrés …comemos de pie, cualquier cosa, en cualquier sitio, sin disfrutar, sin masticar, sin saborear …

Todo ello nos lleva a comer de forma automática, a veces ni nos acordamos qué hemos comido el día anterior, nuestro cuerpo come, pero nuestra mente está en otro lugar.

Por lo tanto, la idea es trabajar desde el minful eating (conciencia plena a la hora de comer) comer únicamente cuando tienes hambre real y lo que nos está pasando es que comemos por que toca, es la hora, aburrimiento, ansiedad, tristeza…etc etc

Aquí les dejo un estudio donde establece  la  relación entre: [Comportamiento alimentario y relaciones con el estrés, la ansiedad, la depresión y el insomnio en estudiantes universitarios] https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/31657605

A partir de ahora pregúntate:

1.- ¿Cómo comes?

  • Rápido, de pie, en la mesa de tu trabajo…
  • Delante de la tv, Tablet, móvil ….
  • Con ansiedad, aburrimiento ¿qué sentimiento te está acompañando?
  • Otros

2.- ¿Cuándo comes?

  • Cuando es la hora
  • Cuando realmente tienes hambre real
  • Cuando te lo marca tu agenda
  • Cuando te dice el grupo
  • Otros

3.- ¿Qué comes?

  • Cualquier “cosa” que tienes a mano
  • Alimentos saludables que están en tu despensa previamente planificada.
  • Alimentos fast food
  • Picoteas todo el día
  • Otros

4.- ¿Para qué comes?

  • Para nutrirte
  • Para relajarte…
  • Para hacer algo…
  • Para….

Te dejo algunos Tips para comer de manera consciente

1.- Siéntate: evita comer de pie, caminando, en el coche. No comas delante de la tele, sofá, cama etc.

2.- Utiliza cubiertos y platos bonitos; que tu comida sea cada día especial.

3.- Apaga la TV y pon música relajante, unas velitas y ¡disfruta!

4.- Disfruta y saborea; dejas los cubiertos en la mesa ¡cierra los ojos!

5.- Céntrate en el comer; no realices otras tareas ¡es tu momento!

6.- Identifica tu hambre antes, durante y después de comer: en una escala del 0- 10, ¿qué nivel de hambre tienes?

  •  Hambre máxima (no puedo más)
  • Hambre voraz
  • Bastante hambriento/a
  • Ligeramente hambriento/a
  • Neutra
  • Satisfecho/a
  • Lleno/a
  • Súper lleno/a
  • Hinchado/a
  • Náuseas

7- Bebe agua; la sed a veces se confunde con hambre.

8.- Haz varias respiraciones; por ejemplo, inhala en 4 tiempos, para 6 segundos y exhala en 4 tiempos.

9.-  Empieza tu día dando las gracias por el nuevo día.

10.- Descansa las suficientes horas.

11.- Planifica tus menús y haz la lista de la compra de forma consciente.

12.- Plantéate objetivos diarios y hazte continuamente la pregunta ¿PARA QUÉ HAGO LO QUE HAGO?

13.- ¡Muévete!

 

 

 

Carmen Cuadra
Enfermera- Dietista y Coach Nutricional

Facebook: Carmen Cuadra Salud

Enfermera Online de We Doctor.
Solicitud de consulta online con Carmen: https://tuconsulta.we-doctor.com/agenda/4784134

Hoy te quiero hablar de la alimentación en esta época del año, dónde se disfruta mucho estando al aire libre, campo, playa… en definitiva en contacto con la naturaleza, con la luz solar.

Respetar los Biorritmos para tener salud

Ante de entrar en materia te quiero hablar de los biorritmos. Los biorritmos vienen determinados por el ritmo día/noche y condiciona la vida de todos los seres vivos.

A nivel fisiológico, todas las tareas que realiza normalmente nuestro cuerpo, a fin de mantener la vida y la salud, están también absolutamente condicionadas por la luz solar.

Por tanto, durante el día prevalece un estado de simpaticotonía: Significa encontrarse en un estado neurovegetativo concreto donde tu sistema nervioso involuntario está en permanente alerta, como su tuviera que atacar, huir o quedarse paralizado.

Durante la noche, nuestro cuerpo está en vagotonía: el pulso va más lento, la tensión arterial es más baja, la temperatura corporal disminuye, muchas actividades están reducidas al mínimo. Es el momento de la absorción y asimilación de los nutrientes, en esta fase el cuerpo necesita el máximo reposo para poder realizar todas estas funciones tan necesarias para la vida.

Los Horarios de los Biorritmos

Una vez expuesto lo anterior, comprenderemos lo importante que es respetar los biorritmos para estar en armonía con nuestro cuerpo – mente y en consecuencia con nuestra salud.

 

HORARIOS

Que rigen el funcionamiento de nuestro cuerpo en nuestra latitud, en relación a sus procesos de nutrición


– De 06:00h a 14:00h: fase de eliminación

– De 14:00h a 22:00h: fase de apropiación

– De 22:00h a 06:00h: fase de asimilación

                                                                                                                                         Foto: Centro Higienista de Madrid

 

  • La Fase de Eliminación de 6:00 a 14:00 h

En este ciclo la energía del cuerpo está dirigida en la expulsión de residuos tóxicos, es decir desintoxicando y limpiando. La digestión es el proceso que más energía consume por ello es importante no obstaculizar este proceso. Si comemos algo que sea fruta sola pues esta apenas tiene digestión en el estómago. Las personas que se preocupan por el peso deben tener en cuenta este ciclo. Si se facilita este ciclo se garantiza el éxito.

  • La Fase de Eliminación de 14:00 a 22:00 h

Es el periodo de ingesta y momento de comer, desde una alimentación consciente y saludable.

  • La Fase de asimilación de 22:00 a 6:00 h

En este momento el cuerpo extrae, absorbe y utiliza las sustancias nutritivas, es muy importante acostarse con la digestión hecha.

Como resumen podemos decir que durante las fases de asimilación y de eliminación de desechos metabólicos y de toxinas, lo ideal sería no ingerir ningún alimento (o alimentos de fácil y rápida digestión, tipo fruta) a fin de que el organismo pueda destinar el máximo de energía disponible en sus tareas internas.

¿Qué alimentos son los mejores en verano?

Entrando ya en materia de alimentación ¡qué podemos decir de esta maravillosa estación!

– Ideal tomar frutas, verduras, hortalizas de temporada, la huerta está llena de gran variedad de alimentos que nos aportan toda la energía del sol con sus vitaminas, minerales fundamentales para una buena hidratación y energía vital.

Cómo hemos adelantado anteriormente, en la fase de eliminación sería ideal tomar fruta o batidos de bebida vegetal con fruta, en caso de no tener hambre se puede incluir infusiones, agua saborizada de forma natural, por ejemplo, agua con limón y una rodaja de jengibre o con menta etc… todo ello para no interrumpir el proceso de eliminación.

– Hidratarnos con frecuencia, para ello se incrementará la ingesta de agua, licuados, batidos de frutas, infusiones frescas así cómo gazpacho, sopas frías etc

  También por supuesto no nos olvidamos de las legumbres en forma de ensaladas, humus, cremas o purés fresquitos…recordamos que los garbanzos, por ejemplo, es una proteína completa.

– Las pastas en su forma integral 100%, así como cereales de espelta, quínoa, mijo, amaranto, trigo sarraceno, no llevan gluten y mejoran mucho las digestiones sobre todo en personas sensibles al gluten.

Seguimos con las proteínas de origen animal si eres omnívoro, como la carne de calidad mejor blanca y el pescado de calidad a poder ser ecológico y de pequeño tamaño para evitar la acumulación de metales pesados.

– Los huevos de los números 0 y 1 son una buena opción para hacer revueltos, poché, en tortilla muy socorridos para llevarnos a la playa o al campo.

– Aperitivos saludables fuera de casa podemos hablar del salmorejo, mejillones al vapor, gambas, encurtidos, sardinas a la plancha…

Y todo ello bien regado con nuestro aceite de oliva virgen extra, además de unas dosis de actividad física (paseos al atardecer o amanecer, yoga …)

Con buen humor y buena compañía

Espero te haya gustado el artículo y estaré encantada de atenderte con los mejores consejos de alimentación saludable.

Un abrazo con salud.

Carmen Cuadra
Enfermera- Dietista y Coach Nutricional

Facebook: Carmen Cuadra Salud

Enfermera Online de We Doctor.
Solicitud de consulta online con Carmen: https://tuconsulta.we-doctor.com/agenda/4784134

Hoy, no te pierdas la continuación del artículo de nuestra nutricionista Maribella Sanchís  “La importancia de una adecuada nutrición en la enfermedad renal II”.

¿En qué se diferencia una dieta renal?

Es importante saber que la dieta puede sufrir cambios con el tiempo si avanza/empeora la insuficiencia renal. Por lo tanto, un aspecto importante va a ser el individualizar los nutrientes con capacidad de inducir alteraciones, adaptándose el plan a cada caso particular.

Nutrientes que debemos controlar

  • Proteínas

Diferentes estudios científicos revelan que las proteínas, de origen animal o vegetal, ejercen diferentes efectos sobre la función renal; presentando la primera un mayor contenido de fósforo que la de origen vegetal. Además, dentro de las proteínas de origen animal, la carne roja aumenta la tasa de filtrado glomerular (FG) y la proteinuria, aspectos que no se ven modificados cuando se consumen lácteos o pescado. Hoy en día no se aconsejan dietas bajas (<0.6g/kg/día) en proteínas, debido a que la mejoría en el FG es mínima.

  • Minerales: Fósforo, potasio, calcio y sodio

Fosforo: Un riñón lesionado no puede eliminar de forma correcta la carga de fósforo, lo que provoca un incremento de este mineral en sangre (siendo la hiperfosfatemia una de las principales complicaciones en la ERC). Como consecuencia de este incremento de fósforo, es posible que el enfermo renal sufra de picores en piel, dolor articular, rigidez en articulaciones o pérdida de calcio en huesos.

Alimentos a limitar o controlar:

  • Productos lácteos: leche, queso, yogur…
  • Legumbres: alubias y guisantes.
  • Frutos secos
  • Otros: aguacate, patata, tomate, cerveza, bebidas con cola y chocolate
  • En los productos enlatados busque la palabra “fosfórico” o “fosfato”

Potasio: El consumo de alimentos con alto contenido en potasio va a depender de la etapa de la IR en la que se encuentre el paciente. En estadio 3-4 sí se reduce este mineral; por lo que una atención especial a esto sería innecesaria en estadios anteriores. De esta forma, evitamos la posible hiperpotasemia que sufren los enfermos renales en fases avanzadas.

Alimentos con alto contenido en potasio:

  • Frutas: plátano, uva, aguacate, banana, melón, higos, kiwi, mango…
  • Verduras: calabaza, alcachofa, zanahoria, remolacha, brócoli…
  • Otros: leche, chocolate, nueces, chocolate, semillas…
  • En el caso de verduras y frutas enlatadas, eliminar el jugo

Técnicas culinarias que ayudan a eliminar el contenido en potasio:

  • Remojo: trocear los alimentos y dejamos a remojo unas 8 horas, cambiando el agua unas 2 veces.
  • Doble cocción: legumbres, tubérculos y algunas hortalizas. Hervimos el alimento y tiramos el agua de cocción. Cambiamos el alimento a la 2ª olla con agua que está ya caliente.
  • Los alimentos como las verduras, hortalizas y tubérculos congelados contienen menos potasio

Sodio: mineral que está presente en la mayoría de alimentos y en la sal común. Como consecuencia del deterioro renal, el sodio y el líquido se acumulan en el organismo, causando edemas en tobillos, ojos y manos, incremento de la tensión arterial y retención de líquidos en órganos vitales como el corazón o los pulmones. ¿Cómo podemos limitar su consumo?:

  • Evitando aderezos: sal de mesa, salsa de soja, kétchup y otras salsas.
  • Eliminando los productos procesados: carnes, jamón, fiambre, salchichas, etc.
  • Quesos curados o semicurados.

Por otra parte:

  • Se encuentra presente en comida: rápida, para llevar a casa y en restaurantes.
  • Importante leer las etiquetas de alimentos.

Una forma de poder mejorar el sabor de los alimentos es condimentarlos con hierbas, limón, ajo y aromatizando aceites.

Características de la dieta renal en PREDIÁLISIS

  • No proteica: la ingesta de proteínas diarias debe oscilar entre 0,6-0,8 g/kg/día
  • Fósforo 1 g/día (valorar analítica o estadio ERC)
  • Potasio 2,4 g/día (valorar analítica o estadio de ERC)
  • Sodio < 2 g/día
  • Valorar otros minerales: calcio, hierro y zinc
  • Valorar posibles déficits vitamínicos: D, C, B6, B9

Objetivos nutricionales en los pacientes con ERC

  • Prevenir/retrasar el desarrollo de la enfermedad
  • Evitar las complicaciones cardiovasculares, diabetes mellitus, etc.
  • Disminuir la mortalidad
  • Mejorar la calidad de vida de estos pacientes
  • Mejorar aspectos nutricionales, bioquímicos y antropométricos
  • Evitar posibles trastornos: hidroelectrolítico, equilibrio ácido-base, minerales y hormonales.

Podemos concluir que la intervención dietética debe introducirse desde el inicio de la enfermedad, individualizando las necesidades dietéticas a los diferentes estadios de la enfermedad. Otro aspecto relevante en estos pacientes es el de enseñar al mismo a usar determinadas técnicas culinarias y a revisar el etiquetado de los alimentos, logrando así unas pautas nutricionales y dietéticas adaptadas a las características clínicas del enfermo renal.

 

 

Maribella Sanchís Sanchís.

Graduada en Nutrición y Dietética.

https://www.nutricionistacaceres.com/

Nutricionista Online de We Doctor.

Solicitud de consulta online con Maribella: https://tuconsulta.we-doctor.com/agenda/8126501

“Mi nombre es Maribella Sanchís, graduada en Nutrición Humana y Dietética. Mi experiencia como nutricionista comenzó hace más de 15 años en Valencia, trabajando en diferentes hospitales y centros de salud primero como enfermera y luego abrí ya mi propia consulta como nutricionista. Quiero darte la bienvenida a mi consulta online a través de la plataforma, We Doctor.

También me podéis encontrar en mi Consulta Física en Cáceres, en la Calle Ronda del Carmen nº 35, izquierda – H.

¡Nunca fue tan sencillo resolver tu consulta! A un solo click puedes solicitarme una consulta escrita o una video consulta estés donde estés.

 

La enfermedad renal crónica (ERC) afecta a cerca del 10% de la población mundial, según datos de la Organización Mundial de la Salud, siendo la población de edad avanzada la más sensible.

En España, la prevalencia sobre esta enfermedad, según datos del estudio EPIRCE, indica unas cifras similares a las encontradas en otros países de nuestro entorno; siendo uno de los problemas de salud pública que más preocupa a las autoridades sanitarias debido al aumento de la prevalencia (como consecuencia del envejecimiento de la población), a la incidencia y a la gravedad de las complicaciones que sufren estos pacientes; lo que conlleva una elevada mortalidad.

¿Qué es la enfermedad renal crónica?

La ERC se define como un conjunto de enfermedades que desencadenan modificaciones estructurales en el riñón y/o el tracto urinario. Se trata de una patología progresiva, crónica, que va a acompañar de por vida al paciente que la sufre. A medida que la enfermedad avanza, se modifican determinados parámetros biológicos que pueden ser mejorados cuando se introducen cambios dietéticos, por lo que, además de la terapia, se ve necesario el realizar cambios en el estilo de vida de estos pacientes; constituyendo la alimentación un aspecto importante para evitar y/o prevenir el avance de la enfermedad.

¿Qué papel tiene la nutrición en estos pacientes?

Uno de los principales problemas nutricionales que encontramos con los pacientes diagnosticados de ERC es un déficit calórico-proteico que agrava la enfermedad, elevando la mortalidad de los enfermos; motivo más que justificado para que los cuidados dietéticos sean considerados una de las primeras acciones a considerar en estos pacientes, bien como medida protectora de la función renal o como terapia preventiva de desbalances nutricionales que van a garantizar un aporte de calorías, proteínas y minerales adecuado, además de poder prevenir el sobrepeso y la desnutrición en estadios avanzados.

Actualmente, una de las mejores opciones dietéticas que podemos plantear a estos pacientes consiste en una dieta equilibrada con un aporte moderado de hidratos de carbono y grasas y un adecuado control de la ingesta proteica, así como de minerales como el calcio, fósforo, potasio y sodio, evitando carencias de vitaminas y fibra (ya que diferentes estudios indican que los pacientes bien nutridos presentan un mejor pronóstico de la enfermedad).

Lo que comemos termina afectando a nuestra salud. En el enfermo renal la intervención dietética incluye, como hemos dicho, que el plan nutricional sea variado, equilibrado y saludable. Sin embargo, además debe permitir que los enfermos mantengan un peso saludable, un adecuado nivel de glucosa en sangre y cifras normales de tensión arterial, ya que, como es sabido, la obesidad, la diabetes y la hipertensión arterial agravan y aceleran la enfermedad renal. Además, es importante que estos pacientes aprendan a aplicar determinadas técnicas culinarias que limiten la cantidad de ciertos minerales en los alimentos que van a consumir. Por todo ello, hablar con un dietista-nutricionista, experto en enfermedad renal, va a permitir que se diseñe un plan nutricional que se adapte a las diferentes necesidades nutritivas, teniendo en cuenta el estado de su enfermedad.

Poder personalizar la dieta, adaptándola a los gustos, preferencias y hábitos del paciente, es esencial para promover la adherencia al plan nutricional y lograr de esta forma el efecto terapéutico deseado.

 

 

¿Quieres saber más? No te pierdas el próximo articulo la semana que viene en el qué Maribella os contará con detalle en qué consiste este tipo de dietas.

 

Maribella Sanchís Sanchís.

Graduada en Nutrición y Dietética.

https://www.nutricionistacaceres.com/

Nutricionista Online de We Doctor.

Solicitud de consulta online con Maribella: https://tuconsulta.we-doctor.com/agenda/8126501

 

“Mi nombre es Maribella Sanchís, graduada en Nutrición Humana y Dietética. Mi experiencia como nutricionista comenzó hace más de 15 años en Valencia, trabajando en diferentes hospitales y centros de salud primero como enfermera y luego abrí ya mi propia consulta como nutricionista. Quiero darte la bienvenida a mi consulta online a través de la plataforma, We Doctor.

También me podéis encontrar en mi Consulta Física en Cáceres, en la Calle Ronda del Carmen nº 35, izquierda – H.

¡Nunca fue tan sencillo resolver tu consulta! A un solo click puedes solicitarme una consulta escrita o una video consulta estés donde estés.

 

“El colesterol según MEDINE PLUS es una sustancia serosa y parecida a la grasa que se encuentra en todas las células de su cuerpo. Su hígado produce colesterol y también se encuentra en algunos alimentos, como carne y productos lácteos. Su cuerpo necesita algo de colesterol para funcionar bien, pero tener demasiado colesterol en la sangre aumenta el riesgo de enfermedad de arterias coronarias”.

SUS FUNCIONES ESENCIALES

El colesterol forma la estructura de órganos importantes del cuerpo. La mitad de las glándulas suprarrenales (sin contar el agua) están compuestas por colesterol. En el cerebro constituye entre un 10 y un 20% de su masa total, y en el corazón alcanza el 10%, mismo valor que en los pulmones.

  • Incluso la leche materna tiene el doble contenido de colesterol que la leche vacuna.
  • Estabiliza y protege las membranas celulares.
  • Resguarda la estructura del sistema nervioso.
  • Es precursor de los ácidos biliares, necesarios para el metabolismo de las grasas alimentarias (¡¡¡y para regular el exceso de colesterol orgánico!!!).
  • Es componente básico de las hormonas sexuales (estrógenos).
  • Provee la sustancia inicial para las hormonas del estrés sintetizadas en las suprarrenales.
  • Protege la piel y evita su deshidratación.
  • Interviene en la formación de la vitamina D, que se sintetizan la piel.
  • Apoya el sistema inmunológico.
  • Protege a los diabéticos de daños renales.
  • Confiere elasticidad a los glóbulos rojos.
  • Es esencial en el desarrollo cerebral del recién nacido.
  • Impide malformaciones en el embrión.

ALIMENTACIÓN Y COLESTEROL

El cuerpo regula la cantidad de colesterol a producir en función de las necesidades y el aporte nutricional. Una persona puede fabricar hasta 1,5 gramos de colesterol.

  • En cuanto a los estudios que relacionan el colesterol con las enfermedades cardiovasculares…os dejo los siguientes estudios donde habla del consumo de huevo y riesgo cardiovascular por un lado y otro dónde se habla del colesterol bajo y sus repercusiones en la salud:
  • Consumo de huevo y riesgo cardiovascular , concluye: “En consecuencia, y siguiendo las recomendaciones de las Pautas de la American Heart Association, desde 2000, podemos concluir que la ingesta de hasta un huevo al día no modifica el riesgo de ECV en adultos sanos.”

En el año 1978, el profesor Hans Glatzel del Instituto Max Planck para la Alimentación, afirmaba que: “el organismo trata de mantener un nivel de colesterol y es capaz de compensar en gran parte el efecto de una dieta para reducir o aumentar el colesterol. Llama la atención que, al pasar de una dieta rica en grasas a una pobre, el nivel de colesterol primero baja en forma abrupta, luego sube lentamente durante semanas y meses para finalmente ajustarse a valores similares a la inicial”.

Refiriéndome a Ancel Keys, el inventor de la teoría grasas-arteriosclerosis-infarto, comentó finalmente que “no se encontraron relaciones significativas entre la alimentación y el valor de colesterol en sangre, por un lado, y la aparición de enfermedades coronarias, por otro”.

Haciendo referencia también al profesor Hans Kaunitz sostiene la hipótesis que “un valor alto de colesterol sanguíneo sea un mecanismo protector contra el infarto de miocardio.”

Bueno creo que ha quedado reflejado que no es “oro todo lo que reluce” que quiere de decir todo lo anterior ¿qué podemos lanzarnos a comer grasas ricas en colesterol, grasas trans etc etc a diestro y siniestro? No, ¡claro que no! Seamos sensatos y responsables con nuestra salud y por tanto con nuestra alimentación.

A los estudios me remito, pero en cualquier caso el mensaje es de tranquilidad, comer grasas saludables es más que beneficioso: AOVE, aguacate, frutos secos naturales y sin sal, semillas, aceite de coco virgen extra, huevos …lo importante es conocer el método de cocción (ejemplo mejor comer huevo en tortilla, duro, pochado …qué huevo frito con panceta y mucho pan) por un lado y la cantidad por otro.

¿Y entonces puedo modificar mi dieta para reducir el número de partículas p-LDL?

Para ello te remito a otro estudio donde se estudia la dieta mediterránea de baja carga glucémica:

Recordemos que el problema real es el colesterol oxidado u oxicolesterol que generaría el daño en las arterias. ¿Dónde lo encontramos?

  1. .- En el procesamiento industrial, los alimentos de consumo masivo generan oxicolestrol en abundancia, huevo el polvo, leche en polvo, margarina, procesados, aceites refinados etc
  2. .- La presencia de oxígeno en nuestras arterias que combinadas con las carencias de sustancias antioxidantes.

Por otro lado, también conviene tener en cuenta que no hay demonizar tanto las grasas y centrarse más en el consumo elevado de azúcares refinados, fructosa. Aquí os dejo un estudio donde habla del tema:

  • El consumo de fructosa y jarabe de maíz alto en fructosa aumentan los triglicéridos postprandiales, el colesterol LDL y la apolipoproteína B en hombres y mujeres jóvenes.

Por tanto y resumiendo,  El CES sobre Nutrición Humana “reitera que la enfermedad cardiovascular ateromatosa es multifactorial y que deben tenerse en cuenta cada uno de los factores que pueden abordarse a través de medidas de salud y la dieta adecuados, tales como dejar de fumar, aumentar la actividad física, reducción de la conducta sedentaria la mejora de la dieta, con especial atención a un alto consumo de frutas y verduras, la ingesta equilirada de ácidos grasos y el consumo moderado de ázucar y sal”.

Por último, como principio general, este peritaje reitera que, en los casos de enfermedad multifactorial, “la demostración y la reducción de un solo factor de riesgo no es suficiente para concluir que existe un beneficio para el riesgo de aparición de la enfermedad.”

 

Carmen Cuadra
Enfermera- Coach Nutricional-Dietista.
Enfermera Online de We Doctor.
Solicitud de consulta online con Carmen: https://tuconsulta.we-doctor.com/agenda/4784134

 

Cada vez es mayor la preocupación y el interés por seguir unas pautas de alimentación saludable. Es habitual que acudan a consulta personas que tienen un peso adecuado para ellas y que no buscan adelgazar. Lo que quieren es adquirir unos buenos hábitos. En relación a esta tendencia, sumada a la preocupación por el medio ambiente y por el trato que reciben los animales en la industria, ha crecido el número de vegetarianos.

Según indican los datos del estudio The Green Revolution,  el 7,8 por ciento de la población adulta en España podría agruparse bajo la denominación de “veggie”. Esta incluye a veganos y vegetarianos. Se diferencian entre sí que los segundos sí consumen productos de origen animal como lácteos, huevos o miel, pero ambos eliminan la carne y el pescado. También hay un tercer grupo, cada vez más numeroso, que se conoce como“flexiterianos”. Podrían definirse como aquellas personas que siguen una dieta básicamente vegetariana, pero que de forma esporádica toman carne o pescado. Así se declara el 6,3% de la población adulta en España, así que son alrededor de 2 millones de personas.

Este tipo de dietas presentan una serie de beneficios incuestionables. Además, son ventajas conocidas desde hace tiempo. Por ejemplo, ya en el año 2015, la Organización Mundial de la Salud alertó sobre el peligro del consumo excesivo de carnes rojas y procesadas. Esta advertencia se basa en la evidencia científica que relaciona este tipo de carne con algunos tipos de cáncer.

No obstante, también hay que tener en cuenta que no todas las dietas vegetarianas son saludables por el simple hecho de eliminar la carne. Como todas, este tipo de dieta tiene que estar bien diseñada para que sea completa y, por tanto, saludable. Por ejemplo, dos recomendaciones básicas generales son:

  • Consultar con un especialista en nutrición la necesidad de tomar suplementos de vitamina B12. Aunque algunos alimentos de origen vegetal están fortificados con esta vitamina, en muchos casos son necesarios los suplementos de B12.
  • Fijarnos en la cantidad de hidratos de carbono que tomamos, pues muchas veces son excesivo. Por el contrario, en ocasiones las dietas sin productos de origen animal son demasiado pobres en proteínas.

Y tú, ¿comes carne y pescado? ¿En qué grupo te incluirías?

 

Dra. Paloma Briansó

Consulta de Nutrición Saludable

Dra. Paloma Briansó

González Besada, 17-19, Oviedo

985110277

www.palomabrianso.com

https://www.facebook.com/palomabriansonutricionsaludable  

Médico de We Doctor

Solicitud de consulta online con Paloma: https://tuconsulta.we-doctor.com/agenda/8126488

Aprovechando estos días, bueno ya semanas de confinamiento domiciliario; me gustaría reconducir el tema de la alimentación para sacarle el máximo partido y GENERAR SALUD

Cómo he comentado en muchísimas ocasiones la alimentación es una parte importante en el proceso de reequilibro de nuestro cuerpo. Si bien es verdad que hay que tener en cuenta otros factores cómo el hábito del sueño, ejercicio, buscar momentos de meditación, relax, introspección etc.

En este post  quiero hablar de situaciones concretas, ya que al estar en casa tantas horas y con nuestros hijos  y/o personas mayores pueden ocurrir determinados accidentes. Doy los siguientes consejos en relación a la alimentación:

  • En el caso de las quemaduras:
  1. La vitamina C.
  2. El zinc (chocolate negro, arroz integral, carne de cerdo, yema de huevo, cangrejo, ostras, semillas de calabaza, semillas de sandía, cacachuetes.
  3. Cobre: legumbres, alimentos integrales y cereales, frutos secos, hígados, vísceras, mariscos, ciruelas, pasas.

Todos estos micronutrientes: Vitamina C, Zinc, Cobre; ayuda a cicatrización de las quemaduras.

  • Antioxidantes que ayudan a reducir la respuesta del estrés después de una lesión:
  1. La vitamina E
  2. La vitamina C.
  3. Selenio (carnes rojas, pescado, hortalizas, alimentos vegetales, nueces de Brasil, piñones, mariscos, huevo, pollo, hígados, atún en lata, ajo, champiñón, cereales integrales, levadura de cerveza, germen de trigo…
  • Para tratar las infecciones:
  1. La vitamina C
  2. Zinc
  3.  Vitamina D

La vitamina D también juega un rol en su sistema nervioso, muscular e inmunitario. Se puede obtener de tres maneras: A través de su piel, su dieta y suplementos. Su cuerpo produce vitamina D naturalmente después de exponerse a la luz del sol, suficiente 20 minutos al día.

Los alimentos ricos en Vitamina D; pescados grasos: atún, caballa, salmón, huevos, aguacate, marisco, hígado de pollo, ternera, lácteos.

  • Lipotimia es un desvanecimiento, que comienza de manera rápida, de escasa duración y recuperación espontánea completa. El riego sanguíneo que lleva oxígeno al cerebro no es suficiente para mantenerlo consciente y alerta.

Algunos de los síntomas son: cansancio, palidez, dolor de cabeza, trastornos visuales, mala audición, sudoración excesiva, y ocasionalmente dolor estomacal, entre otros.

El cuidado relacionado con la alimentación sería:

  1. Evitar la deshidratación beber líquidos (infusiones, agua, zumos naturales con su fibra)
  2. Evitar el alcohol.
  3. Si su Tensión arterial es baja (y bajo supervisión de su profesional de la salud) puede aumentar el consumo de ciertos alimentos como frutos secos, jamón serrano, aceitunas… ajustándose a las raciones y en cada caso particular.
  4. Evitar ayunos y/o ayunos prolongados.
  5. Comer alimentos reales, de calidad, integrales… de esta manera evitaremos muy probablemente la lipotimia causada por falta de ingesta o ingesta de alimentos inadecuados que pueden llevar a esta situación.

Espero y deseo que el siguiente artículo te haya ayudado en estas situaciones de salud.

 

Un abrazo con salud.

 

Carmen Cuadra
Enfermera- Coach Nutricional-Dietista
Enfermera Online de We Doctor.
Solicitud de consulta online con Carmen: https://tuconsulta.we-doctor.com/agenda/4784134

 

 

 

Un desayuno rico y nutritivo es primordial dentro de las comidas que hacemos diariamente.

¿La razón? Que al levantarnos nuestros niveles de azúcar en la sangre son bajos. Además, necesitamos proteínas para reconstituir tejidos, producir hormonas y hemoglobina que transporta el oxígeno en la sangre. También necesitamos las grasas que intervienen en el sistema inmunológico, formarán células y nos aportarán energía.

Por ello, nuestro desayuno rico y nutritivo debe incluir al menos un lácteo (leche, yogur o queso), cereales integrales (pan, galletas, copos) y fruta, siendo mejor aún si añadimos una proteína (huevo, jamón, cecina, pechuga de pavo) y alguna grasa (mantequilla, aceite).

Componentes de un desayuno rico y nutritivo.

1. Lácteos en el desayuno.

La leche, el yogur o queso que siempre ha de llevar nuestro desayuno nos aportará gran cantidad de calcio, proteínas de alta calidad y vitaminas A y D. La leche tiene una proteína, la caseina, y gracias a ella y a la vitamina D, el calcio es mucho más asimilable. Esto es de gran importancia en la prevención de la osteoporosis. Pero no debemos olvidar tampoco el papel del ejercicio, ya que tal vez es más importante en esta prevención al evitar la pérdida de calcio.

La caseina nos ayuda también a reducir nuestra tensión arterial.

Un inconveniente de los lácteos es su alto contenido en colesterol, pero fácilmente podemos solucionarlo escogiendo productos desnatados.

2. Fibra en el desayuno.

Gran parte del aporte de fibra que precisamos diariamente puede ir incluida en el desayuno tomando fruta, mejor entera que en zumo, y pan, cereales o galletas integrales.

La fibra es de gran importancia en nuestra alimentación, ya que evitará el estreñimiento (más aún si va precedido de un buen vaso de agua). Asimismo, la fibra nos ayuda a regular los niveles de azúcar y de colesterol en sangre.

El consumo de suficiente cantidad de fibra es un gran aliado para combatir la obesidad.

Un desayuno con cereales integrales y frutas nos ayudará a prevenir procesos crónicos, como algunos cánceres o también las enfermedades cardiovasculares.

Si incluyes cereales integrales en tu desayuno, tienes menos riesgo de desarrollar insuficiencia cardíaca. Esto parece deberse a los efectos beneficiosos de los cereales sobre factores de riesgo como la hipertensión arterial, el infarto de miocardio, la diabetes y la obesidad.

Lo último que se sabe de la fibra es que reduce la fatiga y el estrés y promueve el buen humor.

3. Grasas y proteínas en el desayuno.

Las proteínas tienen una función plástica, de formación y reparación de nuestros tejidos. De ahí la importancia de incluir jamón o huevo en nuestro desayuno y más aún en el de nuestros niños y ancianos.

Toma de forma moderada algo de mantequilla o de aceite de oliva en una tostada del desayuno y estarás dando un aporte de grasa a tu organismo. De esta forma, aumenta la eficiencia del metabolismo durante el resto del día.

Así, un desayuno con aceite o mantequilla y una cena ligera favorece la estabilidad del perfil metabólico y evita ganar peso.

Un desayuno rico y nutritivo es la mejor manera de empezar el día.

Tomar un café o un es muy recomendable debido a sus propiedades antioxidantes. Eso es verdad, pero ¡cuidado! No lo usemos para enmascarar un déficit de horas de sueño.

La falta del desayuno lleva a un desequilibro alimentario. En muchos casos acompañado de déficits de los nutrientes básicos que aportan la leche, la fruta y los cereales y esto se agrava aún más si a lo largo de la mañana se toman otros productos ricos en grasas saturadas, azúcares e incluso sal.

No deberíamos olvidar una campaña que promovió el Ministerio de Sanidad para la prevención de la obesidad infantil: Despierta, desayuna, come sano y muévete.

Si quieres estar delgado y más sano, debes comenzar con un buen desayuno.

¿Es tu desayuno rico y nutritivo a diario? ¿Qué tomas habitualmente?

 

Dra. Paloma Briansó

Consulta de Nutrición Saludable

Dra. Paloma Briansó

González Besada, 17-19, Oviedo

985110277

www.palomabrianso.com

https://www.facebook.com/palomabriansonutricionsaludable  

Médico de We Doctor

Solicitud de consulta online con Paloma: https://tuconsulta.we-doctor.com/agenda/8126488