¿Sabes que la salud de las mujeres y los hombres muestra grandes diferencias?

En lo que me concierne, me preocupa especialmente el riesgo cardiovascular, por sus consecuencias potenciales (infarto de miocardio, insuficiencia cardiaca, angina de pecho, muerte súbita, arritmias) y por la capacidad de diagnosticar y prevenir a tiempo estos desenlaces. Os hago una actualización interesante, con el objetivo de facilitar la comprensión y que, si eres mujer, consideres que puedes reducir tu riesgo.

Los factores de riesgo (FR) tradicionales para enfermedad cardiovascular (ECV), incluido el tabaquismo, afectan tanto al hombre como a la mujer. Además de estos factores, existen otros FR (a veces no reconocidos) que afectan específicamente a la mujer, como las alteraciones relacionadas con el embarazo y complicaciones de fertilidad. En los países desarrollados, hasta un tercio de las mujeres gestantes experimentan una o más estas complicaciones del embarazo: estados hipertensivos del embarazo (EHE), diabetes mellitus gestacional (DMG), desprendimiento de placenta, bajo peso pretérmino, parto pretérmino (PP). El desarrollo de estas alteraciones se acompaña de manifestaciones precoces de daño vascular, entre ellas, la disfunción endotelial. Esta disfunción es más prevalente en mujeres con historia de preeclampsia y abortos de repetición y puede persistir tras estas complicaciones, lo que las predispone a complicaciones vasculares posteriores y sirve de marcador pronóstico de ECV futura. Por otro lado, hasta un 10% de mujeres padecen infertilidad secundaria, relacionada con afecciones como el síndrome de ovario poliquístico (SOP), insuficiencia ovárica prematura (IOP), endometriosis, enfermedad inflamatoria pélvica (EIP) que han sido relacionadas con un incremento de riesgo de ECV. La menarquia o menopausia a edad temprana y el uso de anticonceptivos hormonales también incrementan este riesgo.  

El primer documento europeo en abordar el manejo del riesgo cardiovascular en la perimenopausia fue publicado en 2007 como consenso entre cardiólogos y ginecólogos. Sin embargo, la evidencia creciente de condiciones de riesgo a lo largo de otras condiciones de transición hormonal en la mujer justifica la necesidad de actualizar el consenso y ampliar el espectro de las líneas potenciales de actuación tanto en etapa reproductiva como climatérica, además del riesgo relacionado con ciertos cánceres o transexualidad.  

Acaba de publicarse un documento consenso que resume los acuerdos establecidos por un consejo de expertos en cardiología, ginecología y endocrinología, en colaboración con miembros de sociedades internacionales (International, European, British and Dutch Menopause Societies). El objetivo es servir a la comunidad clínica como guía para la aproximación y manejo de la salud cardiovascular durante la transición de la menopausiatrastornos del embarazo y otras condiciones ginecológicas según la evidencia existente y la mejor práctica actual.

El trabajo condensa en 18 páginas casi 300 referencias que estructura en 12 escenarios. Cada uno de ellos se concreta en varios puntos clave que pasamos a resumir.

1.-Menopausia, factores de riesgo cardiovascular y enfermedad arterial coronaria

La menopausia se asocia con adiposidad central, resistencia insulínica y un perfil lipídico proaterogénico que hace de especial importancia considerar:

  • Valoración y manejo de perfil lipídico y cifras tensionales durante la transición a la menopausia según establecido en guías de prevención cardiovascular.
  • El control y automedición de cifras tensionales es necesario en mujeres que han padecido EHE (incluida preeclampsia).
  • Las comorbilidades inflamatorias relacionadas con enfermedades de naturaleza reumatológica/endocrina (artritis reumatoide, lupus eritematoso sistémico, síndrome antifosfolípico, síndrome de Sjogren, disfunción tiroidea, entre otras) incrementan el riesgo cardiovascular en torno a la menopausia, y deben ser tomados en consideración durante el asesoramiento y evaluación clínica.

2.-Estilo de vida en la menopausia

En este apartado se expone la asociación de cambios hormonales con conductas de hiperfagia, conductas alimentarias erróneas y ánimo depresivo.

  • El manejo adecuado de la salud durante la menopausia debe contemplar una correcta adherencia a estilos de vida saludable, con pautas alimentarias saludables y actividad física regular.
  • Los síntomas climatéricos pueden interferir con las capacidades laborales y merecen atención por parte de empleadores y empresarios. No está justificada de forma rutinaria la terapia hormonal sustitutiva (THS), pero los cambios vasomotores propiciados por el ejercicio físico pueden tener un impacto favorable.

3.-Síntomas vasomotores y riesgo cardiovascular

En este apartado se exponen los puntos clave que relacionan síntomas vasomotores con una fisiopatología que incrementa el riesgo cardiovascular a través de la disfunción endotelial y la aterosclerosis subclínica, incluyendo:

  • Perfil cardiometabólico desfavorable
  • Disfunción autonómica (con hipertonía simpática) con impacto desfavorable sobre la variabilidad de la frecuencia cardiaca

4.-Terapia hormonal en la menopausia (THM) según la iniciativa Women’s Health

Bajo este epígrafe, los autores resumen las evidencias disponibles en relación a la THM agrupando resultados clínicos según tipo de sustitución (estrógenos/progestágenos), momento de inicio (edad/tiempo en relación a la aparición de la menopausia), forma de administración (oral, transdérmico, vaginal) y objetivo clínico (grosor íntima media, infarto de miocardio, muerte, ingreso por insuficiencia cardiaca, etc.). Esta terapia no está exenta de riesgos, generalmente de tipo trombótico, pero no exclusivos. Se incluye una tabla resumen en el propio documento que resulta esclarecedora. Las recomendaciones consensuadas son:

  • La THM está indicada para el alivio de síntomas relacionados con la menopausia.
  • La depresión puede mejorar con la utilización profiláctica de THM.
  • Los regímenes de THM en cuanto a dosis, tipos y edad de inicio son cruciales para conseguir un adecuado balance de eficacia y seguridad.
  • Antes de iniciar THM, es necesario realizar una valoración de riesgo cardiovascular.
  • Cuando hay dudas sobre la categoría de riesgo cardiovascular individual, puede considerarse la medición de calcio arterial coronario mediante tomografía compuretizada.
  • No se recomienda administrar THM en mujeres con elevado riesgo cardiovascular o tras un evento cardiovascular
  • No se recomienda iniciar THM en mujeres asintomáticas.

5.-Insuficiencia ovárica prematura

La IOP es un ámbito de difícil manejo por la escasa evidencia disponible para su manejo, tal y como se detalla en el documento. Los autores explican cómo acontece un envejecimiento prematuro con menor capacidad de reparación del ADN y fisiopatología que lleva a riesgo cardiovascular, alteración metabólica (perfil lipídico desfavorable, alteración de la homeostasis de la glucosa), disfunción endotelial, pero también riesgo de osteoporosis y predisposición a algunos tipos de cáncer. Los puntos a resaltar:

  • La menopausia precoz se asocia con mayor riesgo de diabetes y enfermedad cardiovascular
  • Las mujeres con IOP y menopausia precoz (<45 años) deben recibir asesoramiento indivicualizado de FR cardiovascular.
  • Se recomienda THS en mujeres con IOP hasta la edad media de menopausia.
  • La consideración de THS en mujeres con menopausia precoz debe hacerse de forma individualizada.
  • La predisposición genética a IOP también podría incrementar el riesgo de cáncer.

6.-Trastornos relacionados con el embarazo y riesgo cardiovascular

Este apartado exhibe puntos interesantes acerca de cada una de las siguientes alteraciones

6a) Abortos de repetición

La perdida recurrente (más de dos, consecutivas o no) de feto antes de las 24 semanas puede asociarse a condiciones que conllevan una mayor carga de FR riesgo cardiovascular (tradicionales o no: i.r. síndrome antifosfolípido) y una fisiopatología desfavorable que parte de una función endotelial alterada.

Es imprescindible incluir la historia gestacional dentro de la evaluación de riesgo cardiovascular para tener en cuenta esta condición y las alteraciones asociadas.

6b) Parto pretérmino

Muchos PP están propiciados por complicaciones del embarazo (i.e. EHE o preclampsia), y las mujeres con antecedente de PP duplican su riesgo cardiovascular a lo largo de la vida. No se recomienda un seguimiento específico de estas mujeres, pero sí intensificar el manejo con un abordaje agresivo de los FR modificables.

6c) Estados hipertensivos del embarazo

La extensión del presente documento no permite ahondar en cada una de las entidades que integran los EHE, pero sí reconoce su elevada incidencia y riesgo de complicaciones obstétricas. El mensaje fundamental es la necesidad de un abordaje de la hipertensión antes, durante y tras la gestación, especialmente en las mujeres con antecedente de preeclampsia/síndrome HELLP, por la posibilidad de desarrollar hipertensión y ECV en el futuro.

Se recomienda considerar medidas de prevención cardiovascular secundaria en mujeres con antecedentes de EHE, así como automedida de presión arterial.

6d) Diabetes mellitus gestacional

La DMG, definida como desarrollo de una alteración de la homeostasis de la glucosa por primera vez durante el embarazo, afecta a un 7% de mujeres gestantes y puede llevar a una diabetes futura en el 10% de los casos. Además, parece haber una relación entre EHE y DMG. Todo ello lleva a recomendar una evaluación de esta alteración mediante sobrecarga oral de glucosa (SOG) entre las semanas 4 y 12 tras el parto en toda mujer con antecedente de DMG, y repetirlo con una periodicidad anual-trianual. Además, se recomienda considerar medidas de prevención cardiovascular secundaria en mujeres con antecedentes de DMG.

6e) Embarazo en mujeres con riesgo cardiovascular elevado

Cada vez es más frecuente que las mujeres tengan embarazos a edades más elevadas, con el subsiguiente incremento de riesgo cardiovascular. El riesgo de complicaciones cardiovasculares (infarto, ictus, insuficiencia cardiaca) durante el embarazo ha sido documentado en diferentes estudios. Aunque no se traduce en una mayor mortalidad cardiovascular durante el embarazo, sí se asocia a otras alteraciones que pueden afectar tanto a la salud de la madre (EHE, DMG) como del feto (bajo peso al nacer, PP).Esto hace imperativo un adecuado control de FR en todos los casos y, en especial, en mujeres con antecedente de eventos cardiovasculares.

7.-Alteraciones hormonales y riesgo cardiovascular

Dentro de este apartado, se desglosa con mayor amplitud el SOP, por su mayor evidencia científica, pero se incluyen otra serie de condiciones, todas ellas tributarias de medidas de modificación de estilos de vida y alimentación.

7a) Síndrome de ovario poliquístico

Las alteraciones endocrino-metabólicas asociadas a SOP hacen necesario que la gestante con antecedente de esta condición tenga una valoración de riesgo cardiovascular que incluya específicamente medición regular de presión arterial, SOG previo al embarazo, perfil lipídico y cribado de DMG durante el embarazo.

7b) Otras condiciones ginecológicas crónicas que pueden asociar incremento de riesgo cardiovascular incluyen: IOP, hipogonadismo hipogonadotropo, endometriosis, fibromas uterinos e histerectomía con preservación ovárica antes de los 50 años.

8.-Contracepción en mujeres con alto riesgo cardiovascular

La mujer que decide tomar medidas de control de embarazo debe recibir una evaluación y asesoramiento individualizado en todos los casos. De forma particular, en la que presenta un riesgo cardiovascular elevado se recomienda:

  • Evitar píldora anticonteptiva (PA) combinada en mujetes con antecedentes de trombosis venosa, tromboembolismo pulmonar o ictus.
  • El uso de PA está contraindicado en mujeres mayores de 35 años que fuman y en mujeres con dislipemia severa u obesidad.
  • Los anticonceptivos a base de progestágenos pueden ser administrados vía oral, subcutánea o intrauterina en mujeres con alto riesgo cardiovascular.

9.-Enfermedad cardiovascular y sangrado uterino

Es interesante la inclusión de este apartado, dada la necesidad de abordar posibles sangrados uterinos en mujeres con uso de terapia antitrombótica (antiagregante/anticoagulante) relacionada con enfermedad cardiaca congénita, valvulopatías, cardiopatía isquémica o fibrilación auricular. Las recomendaciones se hacen en base a dos referencias bibliográficas, y por tanto deben ser leídas con cautela, pero se considera que:

  • El sangrado uterino en mujeres con necesidad de tratamiento antitrombótico debe tener un seguimiento combinado con médico general y ginecólogo
  • Las utilización de dispositivos uterinos con liberación continua de levonogestrel son una opción segura en estas mujeres, tanto como método contraceptivo como para el manejo de hemorragias uterinas.

10.-Riesgo cardiovascular en mujeres con mutación del BRCA 1/2 o tras cáncer de mama

Dentro de este epígrafe se incluyen dos condiciones diferenciadas, pero ambas comparten un incremento de riesgo cardiovascular susceptible de valoración y manejo individualizado.

10a) Riesgo cardiovascular en mujeres con mutaciones BRCA 1/2 tras salpinguectomía

El riesgo de cáncer de mama familiar por mutaciones BRCA 1/2 se asocia a riesgo de cáncer de ovario, lo que lleva a una salpinguectomía con doble anexiotomía profiláctica. Esto genera un estado de menopausia iatrogénica que incrementa de por sí el riesgo cardiovascular. En este escenario, la administración temporal (hasta 4 años) de THS no incrementa el riesgo de cáncer de mama y reduce los riesgos a largo plazo de la menopausia precoz. En algunos casos de bajo riesgo de cáncer de mama, la THS podría extenderse hasta la edad natural de la menopausia.

10b) Terapia hormonal de menopausia tras cáncer de mama

Existen aún muchas cuestiones por resolver en torno al manejo de síntomas climatéricos de mujeres que han padecido cáncer de mama. De forma general, el uso de THM debe ser individualizado y se recomienda reservarlo para casos de síntomas refractarios a otras medidas no hormonales (medidas de estilo de vida, ISRS, clonidina, gabapentina, venlafaxina, etc). Se debería ser especialmente restrictivo en aquellos casos de cáncer de mama con receptores hormonales positivos.

11.-Salud sexual, menopausia y enfermedad cardiovascular

La disfunción sexual femenina ha sido infravalorada durante largo tiempo, por lo que la inclusión de la misma en el documento resulta muy positiva. Las manifestaciones de la misma pueden darse en forma de pérdida de libido, dispareunia o alteraciones del orgasmo. A diferencia de la disfunción sexual masculina, no se ha establecido un claro vínculo de estas manifestaciones y un incremento de riesgo o ECV. Sin embargo, es evidente que se necesita una investigación más profunda que permita clarificar mecanismos relacionados con estas alteraciones, así como potenciales riesgos (cardiovasculares o no) y opciones de manejo.

Varias opciones aprobadas para el manejo de disfunción sexual masculina han fracasado o presentan efectos secundarios importantes en mujeres. La utilización de parches transdérmicos de testosterona en mujeres con ECV establecida no es recomendable por falta de datos de seguridad.

12.-Riesgo de enfermedad cardiovascular en terapia de cambio de sexo en mujeres y personas transgénero

La inclusión de este tipo de condiciones es necesaria desde un punto de vista académico, si bien afecta a un escaso porcentaje de la población adulta (0,6%), que hace que la evidencia disponible sea relativamente escasa. No obstante, es una población en la que pueden coexistir otra serie de FR. Las recomendaciones establecidas en el presente documento contemplan:

  • Las personas transgénero presentan un aumento de riesgo de ECV
  • El riesgo de tromboembolia en mujeres transgénero se incrementa con el tiempo
  • El tratamiento con parches transdérmicos de estrógenos es preferible al tratamiento oral

En definitiva, es un documento que merece la pena conocer y revisar, así como considerar ahondar en las referencias bibliográficas que sostienen las recomendaciones incluidas. No obstante, en relación a dichas referencias, cabe puntualizar:

.-Las guías de prevención cardiovascular referenciadas en este documento son de 2016; posteriormente fueron publicados documentos de manejo de hipertensión arterial (2018), diabetes, prediabetes y enfermedad cardiovascular (2019) y control lipídico (2019).

.-La actividad y ejercicio físico en la mujer, especialmente en la menopausia, debe incluir componente de resistencia muscular. Las guías recientemente publicadas sobre cardiología del deporte y ejercicio en pacientes con enfermedad cardiovascular contemplan específicamente las recomendaciones al respecto en el embarazo y la menopausia.

.-Las recomendaciones sobre manejo de hipertensión arterial recogen adecuadamente las guías y documentos consenso disponibles hasta 2018. Una reciente actualización publicada en Clinics in Perinatology (2019) y en e-Journal of Cardiology Practice son de interesante lectura para ahondar en su conocimiento y poder abordar un problema cada vez más frecuente.

.-Se echa en falta mención a la miocardiopatía periparto y el abordaje de la insuficiencia cardiaca en este escenario.

.-Es interesante la aproximación que se establece a la terapia hormonal y otros factores relacionados con el cáncer de mama. Sin embargo, no se menciona el papel de la cardiotoxicidad, su potencial abordaje y seguimiento.

Amelia Carro Hevia

Doctora especializada en Cardiología

Solicitud de Consulta Online con Amelia: https://tuconsulta.we-doctor.com/agenda/10158118

El Coronavirus ha llegado a nuestras vidas para crear profundos cambios en todas las áreas de nuestra vida.

Este cambio radical requiere por nuestra parte un ajuste, adaptarnos a las nuevas situaciones… confinamientos, limitación de la vida social, el uso de la mascarilla, mantener una buena higiene de manos, el teletrabajo, los cambios de horarios, el miedo al contagio, la preocupación por familiares más vulnerables, etc.

Como puedes comprobar, el Covid-19 ha revolucionado nuestra vida. Y este ajuste rápido a cambios mundiales, se ha materializado en la llamada “Fatiga Pandémica”.

Hace unos meses la OMS hizo público este término para retratar lo que muchas personas sentimos: estrés, agotamiento, apatía y desmotivación que alteran todas las áreas de nuestra vida.

Hoy quiero que conozcas de verdad a la fatiga pandémica y por eso te describo algunas de las maneras en que se presenta en tu vida, en tu cuerpo y en tu mente:

  • Estás más cansado y es un cansancio físico y emocional.
  • Ya no disfrutas tanto de las cosas como antes, en parte porque las has tenido que adaptar y hacer de otra manera y en parte porque estás agotado emocionalmente y sin energía.
  • Sientes que el mundo ha cambiado demasiado rápido, que los pilares que te mantenían en pie, se han derrumbado o al menos se han dañado.
  • Necesitas más tiempo para adaptarte a las cosas que la vida te trae, porque toda tu vida ha cambiado y necesitas tiempo para integrar estos cambios dentro de ti.
  • Sientes que vives en una “montaña rusa emocional”. Tus emociones cambian rápidamente, de pronto estás feliz y pasas a enfadarte, de ahí sientes tristeza y vuelves a sentirte tranquilo. Es normal, es señal de que tu mundo emocional se está adaptando  los cambios.
  • Necesitas llorar más. Esto es muy saludable, no debes preocuparte en exceso por ello, de hecho las lágrimas son la respuesta natural de nuestro cuerpo para liberar una emoción que se ha quedado estancada en nosotros, de modo que cuando lloras, regulas tus emociones.
  • Tu cuerpo se ha revolucionado. Una de las consecuencias de una pandemia global que dura ya más de un año, es que nuestro cuerpo ha entrado en el modo de “lucha-huida” propio del estrés. Y cuando estamos estresados, notamos que el cuerpo y la mente no funcionan como siempre, sentimos más preocupaciones, notamos nuestro corazón acelerado, respiramos mal y eso envía más mensajes confusos al cuerpo, sentimos que tenemos ganas de comer alimentos dulces, nos sentimos nerviosos y nos cuesta centrar nuestra atención en lo que hacemos.

Todo esto son señales de que tu cuerpo está luchando contra una gran amenaza…. ¿el antídoto?… TU MENTE.

  • “Epidemia onírica”: Se ha observado que desde que vivimos junto a la pandemia, se ha producido un aumento de los sueños que giran en torno al tema del Covid-19. Y aunque oficialmente no se incluye este signo dentro de la fatiga pandémica, creo que refleja una gran realidad… que nos estamos adaptando emocionalmente al Covid-19 y a las vacunas y regulamos lo que nos hacen sentir estos temas, en nuestros sueños.
  • Percibes menos riesgo en el contagio y eso te lleva a abandonar ciertas pautas que te ayudan a prevenir el contagio por Covid-19. El uso de la mascarilla es incómodo, a todos nos ocurre. Pero creo que la mascarilla me ayuda a cuidarme, a cuidar a mis seres queridos y a todas aquellas personas con quienes me cruzo por la calle, de modo que la mascarilla se ha convertido para mí, en un medio de cuidar a otros.

Como te he comentado antes, el antídoto del estrés, es tu mente. Porque todo depende de la manera en que interpretas la realidad…

¿Interpretas que todo lo que te ocurre es una gran amenaza para tu vida?… tu cuerpo entrará en estado de “lucha-huida” y comenzarás a vivir en el estrés.

¿Interpretas que lo que llega a ti son retos y oportunidades para crecer?… tu cuerpo estará en un estado de “aprendizaje y crecimiento”, donde te adaptarás mejor a los retos de la vida y aprenderás maneras alternativas de afrontar las situaciones vitales que lleguen hasta ti.

Tal vez pienses… parece muy fácil así por escrito, pero ¿cómo lo hago?

Hay muchas formas… y de ellas hablaré el día 19 de Marzo de 2021 a las 13:00h en el directo que voy a hacer en Instagram a través de la cuenta de WeDoctor: @wedoctor_es

En este Live de Instagram, profundizaré un poco más en la “Fatiga Pandémica”, te enseñaré técnicas rápidas y sencillas para regular tu estrés y ansiedad, responderé a todas tus dudas y a las de muchas personas que ya nos están haciendo llegar sus preguntas…

Y lo mejor de todo… solo por asistir te llevarás gratis un regalo… una guía que he creado para que comprendas realmente qué es la “Fatiga Pandémica” y profundices aún más en ti.

Todo esto será el día 19 de Marzo de 2021 a las 13:00h desde la cuenta de Instagram: @wedoctor_es

Puedes dejar tus preguntas y sugerencias en la cuenta de We Doctor pero también en la mía. Te invito a conectar conmigo, porque cada semana te hablo de cosas interesantes sobre psicología, atención plena y crecimiento personal. Sígueme en mi cuenta de Instagram: @cuidadopsicologico

¡Nos vemos el día 19!

Elena Alameda Jackson

Licenciada en Psicología por la Universidad Complutense de Madrid. Especialidad en Psicología Clínica y de la Salud. Máster en Psicooncología por la Universidad Complutense de Madrid.

Psicóloga habilitada para ejercer actividades sanitarias en todo el país. Experiencia profesional en Psicología Online, Formación a Profesionales y Colaboradora de la editorial Formación Alcalá.

Página web: https://cuidado-psicologico.es/

Psicóloga de We Doctor

Solicitud de consulta online con Elena: https://tuconsulta.we-doctor.com/agenda/3080192

¿Qué son las Enfermedades Inflamatorias Intestinales?

La enfermedad intestinal inflamatoria es un término genérico que describe los trastornos que suponen una inflamación crónica del tubo digestivo. Entre ellas nos encontramos a las siguientes patologías:

CROHN. La enfermedad de Crohn es un proceso inflamatorio crónico del tracto intestinal principalmente. Aunque puede afectar cualquier parte del tracto digestivo desde la boca hasta el ano, más comúnmente afecta la porción más baja del intestino delgado (íleon) o el intestino grueso (colon y recto).

COLITIS ULCEROSA. La colitis ulcerosa es una enfermedad inflamatoria del colon (el intestino grueso) y del recto. Está caracterizada por la inflamación y ulceración de la pared interior del colon. Los síntomas típicos incluyen diarrea (algunas veces con sangre) y con frecuencia dolor abdominal.

¿Cómo afecta la enfermedad inflamatoria intestinal en el ámbito social y laboral?

Las enfermedades inflamatorias intestinales (EII), son enfermedades CRÓNICAS que carecen de cura y cuya causa todavía es desconocida. Provocan inflamación crónica, cursando etapas de brote (ENFERMEDAD ACTIVA) con etapas de remisión (ENFERMEDAD INACTIVA).

Por desgracia, hay una escasa COMPRENSIÓN por parte de la población sobre el DOLOR y SUFRIMIENTO CRÓNICO que los pacientes con EII deben afrontar día a día.

Permanecen INVISIBLES para la sociedad y para las instituciones y ello conlleva que los pacientes se hayan de enfrentar a ese desconocimiento por parte de las diferentes administraciones, del personal sanitario y de la sociedad en la que conviven.

Cuando los pacientes afectados de dichas  enfermedades, nos transmiten sus preocupaciones e inquietudes, aparecen unos elementos comunes en todos ellos que destacan claramente, pese al grado o estadio de su patología. Éstos los podemos resumir en los siguientes puntos:

  • AISLAMIENTO E INCOMPRENSIÓN. EL 80% de los pacientes con Enfermedad Inflamatoria Intestinal no tiene una vida social plena. Se enfrentan con el desconocimiento hacia la enfermedad por parte de los que le rodean. El aumento en la frecuencia, la urgencia por ir al baño, las diarreas persistentes por más de 3 o 4 semanas, el dolor abdominal repentino, la fiebre y los vómitos…complican su vida social provocando, en muchos casos aislamiento y vergüenza.
  • ACCESO A UN BAÑO URGENTE.  La necesidad de poder disponer de un baño accesible y de acceso urgente es primordial para poder, mínimamente, disfrutar de una vida social y laboral. Que su entorno social y laboral comprenda y conozca su situación.
  • ABSENTISMO ESCOLAR E INCOMPRENSIÓN POR PARTE DE COMPAÑEROS Y PROFESORADO.  Tanto padres como alumnos, muestran preocupación por la falta de comprensión y por el alto número de días que han de ausentarse.
  • ANGUSTIA Y ESTRÉS EN EL CAMPO LABORAL. Angustia en los períodos de baja y observar como, al remitir los síntomas te dan de alta. Vuelves a tu actividad laboral y al poco tiempo recaes, lo cual ocasiona que su vida entre en un círculo sin sentido de altas y bajas con lo que ello provoca.

El impacto sobre la CAPACIDAD o de los COSTES INDIRECTOS (p.ejem. pérdida salarial por el absentismo y por el desempleo) es muy elevado, tanto para quienes lo padecen como para su entorno familiar y cuidadores.

La realidad es que, la mayoría de los pacientes, acuden a su puesto de trabajo con SÍNTOMAS y aprovechan las vacaciones o días libres para recuperarse, provocando ese ESTRÉS Y ANGUSTIA  que contábamos anteriormente.

No, no es fácil compaginar vida laboral con Enfermedad Inflamatoria Intestinal.

En España, pocos estudios han investigado el impacto que la Enfermedad Inflamatoria Intestinal puede tener en la capacidad de los pacientes para trabajar.

Tanto  la Colitis ulcerosa como la enfermedad de Crohn pueden tener un gran impacto en la productividad laboral.

La AFA (ASOCIACIÓN NACIONAL FRANCESA DE PACIENTES CON EII), en colaboración con un grupo de expertos, realizó una encuesta a nivel nacional. En ella participaron 1400 pacientes (62% de Crohn y 35% de Colitis Ulcerosa). Fue el primer estudio  en el que se investiga de forma clara y precisa el impacto en la vida laboral.

Según sus resultados, más del 50% afirmaron que , trabajar con EII era un problema. Los síntomas incapacitantes fueron los siguientes:

  • FATIGA 41%
  • DIARREA 23%
  • INCONTINENCIA FECAL 18%

Y, con respecto a la población en general, el ESTRÉS relacionado con el trabajo fue altamente significativo en enfermos con EII.

Estos resultados demuestran que la Enfermedad Inflamatoria Intestinal, afecta a la productividad laboral y que ésta incapacidad es proporcional a la gravedad de la patología.

  • ANGUSTIA Y DESAMPARO ANTE UN BROTE. Angustia de encontrarte con la enfermedad ACTIVA  y no tener un teléfono para contactar con especialista o enfermería. La solución es ir a URGENCIAS, donde además de estar horas y horas, te administran un analgésico y a casa. Cómo enfermos crónicos, ésta situación altera al paciente provocando nerviosismo y desesperación.
  • PATOLOGÍAS AÑADIDAS. Un alto porcentaje de pacientes refieren manifestaciones extraintestinales, como son las referentes a las articulaciones, litiasis renales, cutáneo-mucosas y oculares.

Según la encuesta IMPACT II,  realizada por la FEDERACIÓN EUROPEA DE ASOCIACIONES DE CROHN Y COLITIS ULCEROSA:

  • El 80% no puede asistir a eventos sociales en periodos de brote.
  • El 50% de los pacientes no pueden mantener una relación íntima.
  • El 40% debe interrumpir sus actividades diarias por los síntomas.

Con todo ello, el día a día duele ser un gran problema. Incluso cuando la enfermedad se encuentra en remisión, el paciente puede tener una “rutina aceptable”. Y ahí aparece de nuevo la ANGUSTIA Y TEMOR, porque en cualquier momento reaparezcan los síntomas. Ésta ANGUSTIA Y  ESTRÉS conlleva a que muchos pacientes, tengan CRISIS DE ANSIEDAD  (que tampoco ayuda a la propia patología) y hayan de menester TRATAMIENTO PSICOLÓGICO.

Si a todo ello le sumamos los efectos ocultos:

  • DOLOR.
  • FATIGA.
  • PERDIDA DE CONTROL INTESTINAL.

Nos encontramos con una situación francamente SERIA , merecedora de ser estudiada con detenimiento y buscar ajustes que permitan  que las personas con Enfermedad Inflamatoria Intestinal tengan una mejor CALIDAD DE VIDA.

¿Qué solicitan los pacientes con enfermedad inflamatoria intestinal para mejorar su calidad de vida?

Por desgracia, el número de personas afectadas de EII (ENFERMEDAD INFLAMATORIA INTESTINAL) es muy elevada y aumenta año tras año. No discrimina entre hombre y mujeres, ni tampoco por edades. Seguimos sin conocer con certeza su origen y continúa siendo una patología crónica, sin cura, pero por suerte, contamos con buenos profesionales que se implican en la misma. No nos podemos estancar aquí y como patología crónica, debemos exponer puntos que permitan una mejor calidad de vida.

  • CAMPAÑA DE VISIBILIDAD. Una seria campaña, apoyada por las instituciones que ayude a conocer las Enfermedades inflamatorias intestinales . Las Asociaciones estamos en ello, pero es fundamental la implicación de las instituciones. Todos ganamos.
  • ACESO URGENTE BAÑO. Necesidad de tener  en toda la Comunidad Autónoma, un proyecto como es ABACCO PASS, que permite ese acceso urgente. Disponemos de Convenios firmados con los Ayuntamientos de Inca y Marratxí pero necesitamos mayor implicación institucional para desarrollar el mismo. Instalación de dispensadores cubre asientos WC en instituciones públicas  (https://images.app.goo.gl/qrwWSdWcUP9AFrmQA)
  • MEJORAR SERVICIO DE LAS UNIDADES DE ENFERMEDAD INFLAMATORIA INTESTINAL. Sin duda, los hospitales de referencia de nuestras islas cuentan con unidades específicas y con grandes profesionales médico sanitarios. Pero el paciente de éste servicio las 24h, carece de un teléfono de referencia eficaz que le evite pasar horas y horas por un servicio de urgencia que, en muchas ocasiones no le resuelve el problema. Acabar con un suero y analgésico desespera. De la misma forma que ocurre con las personas ostomizadas, fuera del horario de consulta pasamos a la incertidumbre de si, el profesional que nos atiende va a estar preparado para ello. Mejoremos entre todos la formación y el conocimiento de las mismas. Jornadas, Paciente Activo,….todo sumará en beneficio de todos.
  • Desarrollo de nuevos protocolos.
  • Potenciar el papel de enfermería.
  • Promoción de hábitos de vida saludables.
  • Creación de unidades de manejo y adherencia al tratamiento.
  • Citación coordinada.
  • Formación en EII para atención primaria y Pediatría.

BAREMACIÓN INCAPACIDAD. A la hora de las baremaciones seguimos observando el mismo desconocimiento ante dichas patologías. No es fácil calibrar el sufrimiento, el estrés que provoca, la ansiedad (en muchos casos con verdaderos cuadros de depresión) pero no añadamos más incomprensión cuando todos los estudios médicos  la califican como una enfermedad crónica y cuando incluso, en periodos de remisión se vive con la incertidumbre. Sólo es necesario un ajuste en las baremaciones y tener en cuenta todos los informes y peripecias por las que pasa el paciente. Pensemos además, en  esa dura franja de edad próxima a la jubilación donde muchas veces se encuentran pacientes con Enfermedad Inflamatoria Intestinal. Una franja que lleva a sus espaldas una dura patología y que ve como se le añade un empeoramiento de la misma por justamente la edad. La edad nos afecta a todos, pero mucho más a pacientes crónicos.

Si dejamos de ser invisibles con campañas de visibilidad, lograremos que el paciente pierda esa vergüenza y ese vivir en soledad e incomprensión. Mejorando  las Unidades de EII, el paciente volverá a bajar la ansiedad y los tratamientos serán más rápidos y efectivos. Y si la baremación  es más justa y real, se conseguirá que ni empresarios pierdan productividad ni trabajadores  calidad de vida.

Asociación Balear de Pacientes de Crohn, Colitis Ulcerosa y Ostomizados

https://abaccobaleares.org/

La pandemia, el confinamiento, las restricciones, la saturación hospitalaria, el miedo, etc… todos estos factores hicieron que muchísimas mujeres embarazadas se replantearan su parto

Muchas mujeres van a parir al hospital por diferentes motivos; otras ya se cuestionaban la atención hospitalaria pero habían buscado la forma de acudir a un hospital más respetuoso, o hacer un acompañamiento a la dilatación en casa, u otras alternativas; y muy pocas habían decidido un parto en casa desde antes de la pandemia y lo tenían contratado.

RESTRICCIONES EN HOSPITALES

Ante esta situación insólita, desde los pocos estudios científicos con respecto al COVID, las autoridades sanitarias comentan que la mujer embarazada no tiene una mayor susceptibilidad de infectarse por coronavirus ni de correr un mayor riesgo de enfermedad grave en relación al resto de la población si llegaran a contraer el virus. Además, actualmente tampoco existe relación con un mayor riesgo de malformación fetal ni de prematuridad ni tampoco de aborto según los datos comunicados del documento SEGO (Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia).

La realidad es que las mujeres embarazadas tienen que acudir solas a la consulta, tanto a las ecografías, como a las visitas de la matrona (en el caso de conseguirlo), la preparación al parto se ha suspendido y muchas consultas se hacen por teléfono, en las urgencias hospitalarias tampoco podían pasar los acompañantes y en el paritorio muchísimos hospitales han restringido las entradas a los acompañantes (sobre todo al inicio de la pandemia, gracias al esfuerzo de algunos profesionales y grupos de mujeres, ahora dejan que pase una persona y que se quede constantemente todo el tiempo junto a la mujer sin poder turnarse ni salir de la sala). También se obliga  a muchas mujeres a estar con la mascarilla durante el parto.

La OMS, UNICEF y la Academy of Breastfeeding Medicine, entre otros, recomiendan mantener el amamantamiento tanto para casos de madres con infección confirmada como probable, siempre y cuando se mantengan medidas para la prevención de infección por microorganismos transmitidos por aerosoles.. La lactancia materna otorga muchos beneficios, como el potencial paso de anticuerpos madre-hijo frente al coronavirus, por ello y ante la evidencia actual, se recomienda el mantenimiento de la lactancia materna desde el nacimiento, siempre que las condiciones clínicas del recién nacido y su madre así lo permitan

EL PARTO EN CASA DURANTE LA PANDEMIA UNA ALTERNATIVA SEGURA Y RESPETUOSA

Todas estas situaciones, siguen produciéndose hoy en día en los hospitales, y como consecuencia de esta situación muchas mujeres se han planteado y se están planteando el parto en casa como alternativa más respetuosa y segura para tener a su bebé.

La asociación El Parto es Nuestro no recomienda el parto sin asistencia, pero apoya el parto en casa con asistencia profesional y cumpliendo con los requisitos de guías como la que publicó el Colegio Oficial de Enfermería de Barcelona (COIB) en el año 2010, “Guía de Parto en Casa”, y la otra ya actualizada, del año 2018. Esta nueva guía cuenta con el apoyo de la Associació Catalana de Llevadores (ACL), la Federación de Asociaciones de Matronas de España (FAME) y el Consell de Col·legis d’Infermeres i Infermers de Catalunya (CCIC).

Por todos estos motivos, se ha producido una avalancha de mujeres que han decidido parir en casa. En marzo tenía solicitudes de mujeres desesperadas a diario, era una pena que yo no podía atender a todo el mundo, no puedo estar atendiendo en buenas condiciones a todas las mujeres que solicitaban ayuda. Tenía que decir que no a muchas de ellas, intentaba seleccionar en primer lugar por factores de riesgo, por distancia a su domicilio, u otras circunstancias que veía imposibles de atender. 

Tuve que pedir ayuda a mis compañeras matronas para hacer guardias y atender a las mujeres, el problema es que ellas estaban doblando turnos en sus hospitales o en cuarentena en sus casas. Fue muy difícil encontrar disponibilidad, aún así conseguí formar equipo con 2 maravillosas compañeras Pilar y Olga con las que he podido atender a muchas mujeres en su deseo de tener un parto respetado y en casa con la paz y tranquilidad que se merecían.

 

Soy Marina Fernández, Matrona experta en acompañamiento en el embarazo, parto natural y/o en casa, lactancia materna y fertilidad en la mujer

Estaré encantada de ayudarte en todo lo que necesites. Para ponerte en contacto conmigo, puedes hacerlo a través de mi consulta online en We Doctor

A continuación, el enlace a mi consulta online con mi disponibilidad de agenda y mi servicio 24/7 para que me envíes una consulta escrita cuando lo necesites: https://tuconsulta.we-doctor.com/agenda/5013510